jueves, 15 de octubre de 2015

DANY: Martyrs

Para esta noche de octubre le traemos a su mesa una película gore, de esas con harta sangre y violencia desmedida e injustificada… No voy a advertir mucho respecto a esta pieza que aparece en cuanta lista de películas perturbadoras pueda encontrar por el ciberespacio y que ha motivado largas discusiones respecto a si es buena o mala y sobre todo respecto al final. Así que sin más los invito mis queridos lectores sangrientos a descubrir de qué diablos estoy hablando.



Título Original: Martyrs
Año: 2008
Director: Pascal Laugier

En 1971 una niña es encontrada luego de escapar de una antigua fábrica donde fue retenida y torturada durante años. La niña, Lucy, es llevada a un orfanato, lugar en que conoce a Anna, pero donde al mismo tiempo se siente incapaz de escapar de una extraña entidad que la atormenta. Quince años después, Lucy llega sin aviso a una casa asesinando con una escopeta a todos los miembros de la familia, llorando y culpándolos por lo que le habían hecho.

Trastornada por lo sucedido y esperando la llegada de su amiga Anna, Lucy se da cuenta que su venganza no es suficiente para escapar del monstruo que la persigue por lo que se entregará a sus demonios dejando a su amiga a merced de las consecuencias de sus actos.


Otra vez me encuentro con una película que estuve evitando hartos años. Sabía que era gore y perturbadora pero al andar me di cuenta que en verdad nunca supe de qué se trataba la trama. Esto porque Martyrs no es solo una película, sino dos o más películas distintas con trasfondos casi completamente inesperados que se suceden sutilmente y dejan la impresión de que uno al final no sabe qué vio.


Pero vamos por lo usual sin dar spoilers. Como se dice en todos lados, Martyrs es una película difícil y compleja, y esa advertencia es correcta, porque todas las escenas de la película están cruzadas de violencia. Hay sangre, golpes y abusos casi la hora y media que dura, así que no está recomendada para personas susceptibles o que se impresionen fácilmente.  Y no sé si es un clásico de este género, pero si Ud. querido lector está metido en este tipo de temáticas, seguro tiene que haberla visto o es casi obligatorio que la vea, ya que se trata de una película absolutamente de extremos, la amas o la odias, pero sin duda te producirá algo. Por eso recomiendo Martyrs si es que le da el estómago para verla, aunque si ya está acostumbrado a ver este tipo de angelicales películas no le será tan difícil, e incluso se aburrirá un poco, porque después de estar viendo repetidamente escenas que se suceden en golpes y sufrimiento, la cuestión se pone monótona y dan ganas de ver algo con más acción, así que tampoco esperen un festival de intestinos, sino que lisa y llanamente verán como le sacan la mugre a las protagonistas casi por el gusto de mostrarlo. (Si no ha visto la película y la quiere ver, NO SIGA LEYENDO). 



Ahora hago sonar estrepitosamente la SPOILER ALARM. Si Ud. no vio la película mejor váyase, salvo que quiera saber el final. Si ya la vio también siga leyendo, claro.

Como dije anteriormente, Martyrs son varias películas en una. Aunque esto se discute, para mi son dos películas distintas. La primera es la historia de venganza de Lucy, que parte a los minutos y que se concreta rápido: llega a una casa y los mata a todos, culpables o no, quedándose después ahí toda trastornada y acosada por sus demonios. Aquí no hay nada distinto con cualquier otra película de venganza en que la protagonista esta media loca por todo lo que le tocó vivir. Lo raro viene en lo que yo considero la segunda parte o la segunda película.

En esta segunda parte la protagonista es Anna, que su única culpa es tener alguna especie de apego/enamoramiento con la loca de Lucy. Ella es la típica protagonista que se encuentra en el lugar incorrecto y con las personas incorrectas. Spoiler Alarm otra vez, Anna descubre que su amiga no estaba loca y que todo lo que motivó su venganza era real, y, mala suerte, cae ella en lo mismo y se convierte en una prisionera torturada.

¿Pero quiénes eran los malos? Aquí viene el segundo elemento polémico de la película (el primero es la violencia, claro). Se trata de un grupo de personas que se dedican a torturar a otras personas con el fin de convertirlas en mártires. La cosa se pone compleja y profunda, porque según el origen de la palabra un mártir es alguien que testifica, y lo que se busca que se dé testimonio de lo que hay más allá, y para llegar a ese estado de transfiguración el medio vendría siendo el doblegar la voluntad del mártir a través de la tortura. Entonces la pequeña Anna tiene la mala fortuna de ser el objeto del experimento.


Si no fuera poco, al final viene la parte en la que todos se agarran de las mechas: Anna logra convertirse en mártir después de ser torturada casi media hora en la película, y después le toca dar su testimonio a la Jefa del grupo. Lo que le dice a la Jefa nadie lo sabe pero hace que ésta se quite la vida, respondiendo a la pregunta de qué hay después de la muerte con un críptico “Sigan dudando”. ¿Qué le dijo la chiquilla a la señora? Hay montones de teorías al respecto: que le dijo algo bueno, algo malo, que no había nada, que había de todo… ¿Qué creo yo? Que le dijo que no había nada… La respuesta finalmente  queda a consideración de espectador.

Este toque místico y trascendental de la trama es de lo más criticado: algunos creen que es una genialidad y otros que es una inutilidad que busca justificar que le saquen la mugre a una mujer inocente, lo que no es muy bonito de ver en verdad. Yo creo que la idea era buena, pero está muy poco desarrollada, si de hora y media todo esto ocupa 10 minutos o algo así, por lo que era más creíble la cuestión tipo Hostal en que la gente pagaba para ser mala… aunque como está el mundo, tampoco suena a algo que no podría estar pasando. 


Para cerrar, siendo honesta me aburrí un montón con Martyrs, eso que le tenía mucha fe. La trama de qué hay más allá de la muerte me entusiasmó un poco pero no lo suficiente para considerarla una película digna de ver, y pasado los días me convencí que es solo una excusa pobre, que hace además que el último tercio de la película, entendiendo su fin, sea monótono y casi risible de acuerdo a la explicación final. Y ojo que viene el típico remake gringo, que quizás qué rellenos le va  a poner, así que siempre será mejor ver la original primero... aunque si no ve ésta, le aseguro que no se estará perdiendo de mucho, y se lo dice alguien que no le da asco ni tiene reproches morales con ver estos cuentos, sino que cree es más de lo mismo que hay por ahí en abundancia y con mejor calidad.

1 comentario:

  1. La ví hace muchos años y el final es decepcionante. Yo también iria con una escopeta a matar a los que hicieron esta película.

    ResponderEliminar