lunes, 7 de septiembre de 2015

James Bond: From Russia With Love

Estimados Lectores:

Saltemos un poco en el tiempo y hablemos de Pierce Brosman, o más bien, de la consideración que se tuvo al momento de elegirlo para el papel de James Bond en los años 90. Supuestamente, el casting buscaba dejar de lado la misoginia y carácter retrógada del Bond de Connery, pasando a un personaje más Playboy pero respetuoso con el sexo femenino. Cuando leí esto mientras investigaba para esta maratón, dije "Bullshit! Esto no es respetar los tiempos históricos en que cada película fue hecha". Viendo Dr. No, mantuve esa impresión, no había nada nocivo en esa película mas que un personaje femenino débil. Y entonces pase a From Russia With Love. Y entendí. Antes de que salten, sí, me gustó mucho esta película, pero a la hora de llegar a estos puntos, les aseguro que estaba conteniéndome de la risa de lo extravagante que es en ese sentido. ¡Segunda entrega, damas y caballeros!

¡Pelea de gatas árabes!

Título Original: From Russia With Love
Año: 1963
Director: Terrence Young

Actuando como directa secuela a los incidentes de Dr. No (a pesar de que el libro es anterior, pero mejor ni nos metamos en esa ensalada), From Russia With Love se sumerge en una trama bastante más complicada que su predecesora. SPECTRE, la organización criminal que conocimos durante las aventuras de Bond en Jamaica, planea robar un decodificador criptográfico de los rusos llamado Lektor, el que podría cambiar el curso de la Guerra Fría desatando finalmente la chispa de tensión contenida entre ambas super potencias. Pero para ello, desean engañar simultáneamente a dos agentes de modo que realicen el trabajo por ellos, en el plan más innecesariamente complicado desde el plan de Skynet en Terminator: Salvation.

La lógica es la siguiente: hacer creer a una agente Rusa que el gobierno Ruso ha ordenado engañar a James Bond para obtener el Lektor,  luego recuperarlo de un Bond  totalmente desacreditado y vendérselo a los rusos de vuelta para que paguen por lo que ya tenían desde un principio y erm...  urm... (Revisa desesperadamente las anotaciones, pero es solo un compilado de las tallas de doble sentido que tira Connery)... erm... ¡HAY UN VILLANO QUE ACARICIA A SU GATO TODA LA PELÍCULA, NO NECESITA MÁS LÓGICA QUE ESO!

Por supuesto, Bond y M sospechan inmediatamente que hay algo que no huele bien en todo esto, pero deciden seguirle el juego a los rusos... o, en una mirada más realista, Bond solo quiere acostarse con la espía rusa, y si ello implica desatar una tercera guerra mundial, pues que remedio. Classic Connery.


From Russia With Love se siente inmediatamente una película más grande, más épica y más ambiciosa que Dr. No, incluso cuando en aquella la amenaza considerada puntualmente era de alcance más global. No es solo un villano contra Bond, es toda una organización a sus espaldas, una cuyo líder jamás vemos realmente, un sujeto sentado detrás de una silla con un gato blanco que es al mismo tiempo ridículo y espectacular. Pero sumados a él, hay un campeón de ajedrez experto en estrategia, una madame rusa con mal temperamento y un asesino gigante estilo Ivan Drago de Rocky IV. De hecho, los primeros 18 minutos de la película son la introducción y planificación de estos villanos, ¡hasta entonces, solo un doble de Bond había aparecido en pantalla!

Pero al mismo tiempo que es más épica, es más chessy, algunos elementos que pretenden ser siniestros y cargados de suspenso ahora se ven ridículos, pero es un poco la gracia de James Bond. Queremos ver a estos villanos ridículos y pomposos, queremos ver estas secuencias absurdas donde Bond se salga gracias a algún gadget introducido al principio de la película... Y sí, en esta tenemos los primeros gagdets Bond, los artefactos convenientes que servirán más tarde en la trama. Tomarían su forma definitiva en Goldfinger, pero ya es un paso adelante.

Connery es increíble en esta película y su personaje ya es mucho más definido. Habíamos explicado en Dr. No que el Bond de Connery es más bien old school pero que deja tiempo para sus vicios, particularmente las apuestas y las mujeres. En esta película, y como veríamos consecuentemente en las siguientes, descubrimos que al mismo tiempo esta es su debilidad: el sexo. Sí, James Bond es un héroe que puede mandarse embarradas en la misión por pensar con los calzoncillos.

Triggered

Y es que From Russia With Love es una cinta extremadamente erótica. No hay sexo explícito ni nada grotesco, pero los diálogos de esta película son bastante atrevidos. De hecho, uno tendería a pensar que con el tiempo, el cine ha tenido ha relajarse en este aspecto, ¡pero no! ¡Una película de los años sesenta tiene diálogos de sexo más osados que los de películas del 2015! Todo, por supuesto, con mucha clase y elegancia, pero cuando suceden cosas como Connery "tienes una boca hermosa" a la espía rusa, quien responda, "me han dicho que es demasiado grande", y este contesta, "suficientemente grande para mí", no puedes evitar reírte incómodamente. Y antes de que digan de que estoy leyendo demasiado en esas líneas, la forma en que están realizadas esta tomas es extremadamente sugerente.

¡Y eso es genial! ¡Adore lo atrevido que esa película en ese sentido!

La acción en esta película también es más grande, aunque se nota que se quedaron corto de presupuestos y tiempo para filmar (eso no lo invente yo, lo dice wikipedia). Por suerte, se las arreglaron bien incluyendo una especialmente tensa secuencia en el tren que funciona a muchos niveles, aunque de nuevo, muchos de los elementos sean perdonados en su ridículez, como el villano tomándose el tiempo para explicar a Bond su plan... por diez minutos. Eternos. Diez. Minutos.

Y como no hay forma de que salgas con vida de aquí, es hora de explicar toda la trama de la película, a pesar de que ocupamos los primeros 18 minutos en ellos

Ok, pero hablemos del elefante en la habitación... Si esta película hubiera salido el 2015, tumblr habría explotado en furia, por que la visión de las mujeres en esta cinta es extremadamente retrograda. La chica Bond de turno, una espía rusa, cumple tres funciones en la película: tener sexo con Bond, ser golpeada o maltratada POR BOND y luego salvar a Bond en la última escena. Por dos horas, es un maniquí a quien Bond golpea el trasero constantemente (no, en serio), y es casi tratado como algo humorístico, y esto no es algo que sea tan acentuado en otras cintas Bond. Uno pensaría que la espía de la potencia enemiga sería un personaje fascinante... ¿Pero saben? Han pasado 52 años del estreno de la película y calentarse la cabeza por esos detalles no tiene sentido. ¿Es machista? Sí... Pero honestamente, resulto al final algo más cómico de lo que muchos críticos de hoy le lanzan

También hay ciertos temas de racismo supuestamente, pero esos defitivamente me los tomé con total humor. Hay una línea de un taxista que explica que existe una suerte de pacto entre los bosnios para perseguirse entre ellos que me hizo explotar en carcajadas. 

¿Se sostiene From Russia With Love después de tantos años? Yo digo que sí. Es cierto, algunos elementos sobre la manera en que veíamos el mundo durante los años pasados pueden parecer un poco fuera de lugar ahora, y el tema de la chica Bond puede ser incómodo a veces, pero en otros sentidos, es una cinta muy avanzada a su tiempo, particularmente con el tema del erotismo. Y dejando de lado esas seudo reflexiones intelectualoides, es una película muy entretenida y que recomiendo abiertamente... Pero el Bond que conocemos no se consolidaría sino hasta la secuela que revisaremos mañana: Goldfinger.

Atentamente,
Farfaramir, Social Justice Warrior

5 comentarios:

  1. Qué es chessy? Es una jerga cinéfila o generacional (tengo 40 :P)?

    ResponderEliminar
  2. Qué es chessy? Es una jerga cinéfila o generacional (tengo 40 :P)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, no! Jajaja, es una palabra inglesa intraducible.
      El problema es que contiene varias conceptos en uno solo y eso lo vuelve perfecto. Lo más cercano es "ridículo" pero tampoco lo uso en ese sentido porque cheesy no tiene necesariamente una connotación negativa. Algunos también lo traducen como "cursi" pero cursi aplica solo a un argumento meloso.

      Cheesy en general se refiere a efectos especiales no muy buenos, o argumentos de tramas un tanto ridículos, pero que en general no pretenden serlo. Como el romance entre James y la espía rusa, es básicamente lo contrario a "realista" pero, de nuevo, no tiene necesariamente una connotación negativa. Uno los disfruta como un elemento de la película que le da cierto sabor.

      (Leyendo, escribí mal la palabra, es "cheesy").

      Eliminar
    2. También aplica a cosas que pretender ser épicas pero terminan siendo tan rimbonbantes y espectaculares que terminan siendo... cheesys. Disculpa, de verdad es una expresión perfecta que debería tener una contraparte española.

      Eliminar
    3. Rebuscado... Ostentoso...
      ¡Habla en castellano, niño, por Dios! :P

      Eliminar