lunes, 21 de septiembre de 2015

SAMSAGAZ, DETECTIVE SUPERNATURAL: Ángel Negro

The Road So Far:

Tras enfrentarse a películas que escapaban a su comprensión y que por alguna razón abrían portales demoníacos a otras dimensiones, tales como Pancho el Perro Millonario e Into the Woods, Samsagaz Winchester decidió montar su viejo Impala y cazar películas embrujadas, siguiendo así el negocio familiar de destruir películas que a nadie realmente le importaban pero que por alguna razón eran piezas claves en la guerra entre el cielo y el infierno. Pero no está solo: su "hermano" Bartolomew Bryan Watson Wichester (AKA B.B. Watson), perro salchicha que por dos meses estuvo perdido en el infierno, lo acompañara en la búsqueda del demonio de ojos amarillos del cine chileno que destruyó a su familia... 

CARRY ON MY WAYWARD SOOOOOON!

NOW

En un viejo local de arriendo de películas, a eso de las 6 de la mañana con 66 minutos, un pobre conserje barre los envoltorios de comida que han dejado los enanos que pasaban toqueteando las carcasas de los BluRay sin comprar nada.
-Uno de estos días voy a denunciarlos a la inspección del trabajo por ese maldito reloj embrujado...-gruñe. De pronto, un ruido en el fondo del local lo distrae.-¿Qué...? ¿Quién anda ahí? ¡MUÉSTRESE!
Atemorizado y sosteniendo la escoba como espada, el desgraciado conserje avanza a la sección de "clásicos del Cine B", sección iluminada por apenas una ampolleta titileante. Atemorizado, saca la linterna, e ilumina alguno de los títulos: Payasos Asesinos del Espacio Exterior, La Noche del Terror Ciego, Sleepway Camp... Y Ángel Negro. ¿Porque nunca había oído de esa película? La tomó en sus manos dejando que la curiosidad cegara sus entornos...
-Quizás te eche un vistazo esta noche...
-No lo creo.-dice una voz detrás de él. Antes de que pueda hacer nada, un cuchillo rebana su cuello y la sangre salpica la ventana, porque este es un programa PG-13 y no puede tener violencia tan gráfica.


Dos días después, dos perros conducen su viejo Impala por una carretera interestatal escuchando AC/DC. ¿Cómo dos perros del tamaño de un microondas portatil pueden conducir y mirar el camino? Bueno, la respuesta es FUCK YOU, sigue leyendo.
-Ok... Watson, que bueno que tras diez episodios finalmente revelaste que tú fuiste quien había asesinado a mi novegésima novia y que solucionamos el problema con un simple abrazo. Tengo un buen presentimiento que NUNCA volveremos a tener una discusión de este tipo. Jamás. Por a lo menos dos episodios.
-Bueno, Sammy, ya sabes lo que dicen, si no quieres que asesinen a tus novias, quizás deberías no enamorarte de perras demonio tan a menudo, y ser como yo, un alma libre.
-¡Hey, Cerbero era una gran chica! Una personalidad un tanto cambiante, como si fuera tres perras a la vez...-Samsagaz mira con nostalgia por la ventana.
Watson sonríe. En efecto, era una buena chica, pero quizás era momento de ocuparse de otros asuntos:
-Bueno, ahora que ya no hay conflictos ni secretos potencialmente peligrosos entre nosotros...
Samsagaz arroja discretamente el contrato con el dios Azathoth a la parte trasera del auto.
-...pensaba que deberíamos seguir con  la búsqueda del demonio que asesino a nuestro padre...
-No lo entiendo, ¿desde qué momento soy tu hermano? Yo soy un coquer, tu eres un sal...
-...y en mi caro y lujoso I-PAD que claramente podemos comprar con nuestro sueldo de erm... cazadores de películas malas, encontré una pista: misterioso asesinato en local de películas, desaparece la filmografía completa de Jorge Olguín.
-¿Jorge Olguín? ¿Quién demonios es Jorge Olguín?
-¿No es esa la pregunta del millón?


Los dos perros llegan a la tienda de lleno de cintas de policía. Dos enormes pastores alemanes de carabineros se acercan al dúo de detectives supernaturales.
-¿Qué hacen aquí dos perros quiltros como ustedes? ¿No deberían estar afuera de un restorant pidiendo sobras de comida? 
-Detectives Scooby Doo y Scrappy a su servicio.-dicen sacando identificaciones falsas.-Queremos que nos digan todo lo que saben sobre el asesinato del conserje. 
-Nada demasiado importante.-responde el oficial.-Al parecer, fue un robo con violencia, alguien asesinó al pobre desgraciado y solo se llevó cuatro películas: Sangre Eterna, Ángel Negro, Solos y Caleuche. Toda la filmografía de Jorge Olguín, como si tuviera una especie de fetiche malévolo con ese director. 
-Sospechoso, ¿qué opinas tú, Wats...? ¿Watson?.-pero Watson ya estaba oliendo el trasero de otra perra.-Maldita sea, tendré que llamar a Bobby, de seguro el sabe quien es Jorge Olguín.

Balls

Luego de intentar marcar con su nariz por diez minutos los ocho dígitos, Samsagaz decide que es más rápido usar el número de contacto de la agenda. 
-¿Alo, Bobby?.
-¡MALDITA SEA, SAMSAGAZ! ¡QUE MI NOMBRE NO ES BOBBY, ES FARFARAMIR! ¡¿Cuando vas a parar tu maldito cosplay barato de tu serie para niñas y volver al sitio?! Ustedes chicos estarán en grandes problemas cuando regresen... 
-Solo sígueme el juego y dime quien es Jorge Olguín.
-Oh, Jorge Olguín, no debiste llamarme a mí para saber eso. Solo pregúntale a cualquier cretino emo gótico que haya tenido su adolescencia a principios de milenio. Todos por ese entonces hablaban de Sangre Eterna y Ángel Negro como si fueran obras maestras. Olguín era el "Tim Burton chileno", el director que iba a revolucionar nuestro cine. En mi opinión, tuvo un par de películas decentes, de hecho, revisamos Sangre Eterna durante uno de los especiales de la chilenidad. 
-¿Y...? ¿Qué pasó después? Porque es primera vez que oigo el nombre. 
-Nadie está muy seguro, pero desapareció por muchos años sin dejar rastro alguno. Todos creían que haría un gran regreso, una magna obra que sería nuestra El Hombre Manos de Tijera chilena, el "A Nightmare Before Christmas" edición dieciochera. Pero nada, por muchos años su sombra se desvaneció, casi como si hubiera hecho un pacto con el demonio y luego este hubiera recuperado su alma.
"Crowley" pensó para sus adentros Samsagaz, pero prefirió no expresar sus pensamientos en voz alta.


-...y entonces, de la nada y sin aviso, como si el infierno lo hubiera escupido de regreso, el 2008 Olguin estrenó Solos, supuestamente, una película de zombies chilena.
-¿Y?
-Y pues nadie vio esa película. Pasó sin pena ni gloria, y ningún BluRay salió para comprobar si era buena o mala. De hecho, ahora que lo mencionas, he pasado los últimos 3 años buscando copias de Caleuche, la película que vino a continuación, y no hay ninguna, casi como si alguien...
-...Como si alguien las esté desapareciendo a propósito. Gracias, Bobby.
-¡QUE NO SOY BOBBY!, ¡Y no se te ocurra colgarme! ¡TIENES QUE VOLVER PARA OCTUBRE DEL TERR...!.-pero Samsagaz ya había tirado el teléfono a la basura.
Sospechoso, pensó Samsagaz, muy sospechoso. Quizás las nuevas películas eran tan malas que algún fanático de Olguín las estaba haciendo desaparecer... ¿Pero porque desaparecer las antiguas también? No tenía sentido, la mayoría de los fanáticos del cine basura chileno las consideraban buenas películas de clase B, incluso de culto. Quizás entonces, las nuevas eran obras maestras, la prometida Beetlejuice chilena, y algún director envidioso las estaba destruyendo todas para eliminar cualquier evidencia de su existencia. ¿Pero quién? ¿López? ¿Badilla? La explicación tendría que esperar...
-Watson, deja a esa perra, tenemos que buscar a Crowley y preguntarle si hizo algún pacto con algún director chileno desesperado.
-Un minuto, Sammy, tenemos que mostrar a una chica guapa por al menos dos minutos del episodio para justificar a nuestra audiencia masculina.
-Sigh... Te esperaré en el auto.

En serio, ¿quien vio esta basura?

Confiado, Samsagaz se dirige al Impala, pensando en que canción de AC/DC pondría esta vez, cuando uno de los perros comisario se acerca con paso decidido.
-¿Todo en orden, oficial?.-pregunta Samsagaz buscando las llaves, y por primera vez preguntándose como las había podido girar todos estos episodios en la ausencia de pulgares opuestos.
-Todo en orden... SAMMY.
Los ojos del oficial brillaron, y Samsagaz se agachó justo a tiempo antes de que el cuchillo rebanara su garganta. Retrocedió gruñendo, aquel perro sostenía un cuchillo demoníaco. Era un Sabueso del Infierno.
-Los Winchester, siempre metiendo sus narices donde nadie los ha invitado.-dijo el demonio ahora con sus ojos teñidos de negro, lo cual no era mucho decir, porque básicamente todos los perros tienen el mismo color de ojo.-¿Porqué no regresan a ladrar a sus casitas del barrio alto?
-¿Quién te envió, demonio? ¿Crowley? ¿Lucifer? ¿Alguno de los villanos olvidables de las temporadas sexta, séptima u octava?
-Jamás lo adivinarás... ¡Hey! ¿Cómo que olvidables?  ¡La temporada octava tuvo sus momentos!
-Cierto, lo concedo, después del episodio del Bunker remonta bastante y el cierre de la temporada me tuvo comiéndome las uñas.
-Sí, ese final fue espectacul... ¡Basta, no caeré en tu juego de romper la cuarta pared! ¡Ahora, dejarás de buscar al Ángel Negro o te enviaremos al infierno por vigésima vez!
-Vigésimo segunda. ¿Quién es el Ángel Negro?
-Jamás lo sabrás...-responde el comisario demoniaco preparándose para atacar, cuando una luz brillante lo ilumina de golpe. Un misterioso perro con una chaqueta castaña larga aparece detrás del perro.
-¿Quién eres tú?
-Im an Angel of the lord. Mi nombre es Castiel.


-No, no lo eres. Eres solo un perro al que le pusieron una chaqueta de vagabundo y una corbata azul. ¡Mira, hasta tu collar dice Sirio!
-Ese fui yo en mi vida pasada. Ahora soy un ángel, me dedico a aportar puntos convenientes de la trama y desaparecer al segundo siguiente porque o sino los capítulos serían muy cortos con mis super poderes destroza demonios. 
-Erm... ok. ¿Cuál es el punto conveniente de trama que vas a aportar? ¿Sabes quién es el Ángel Negro y porque los demonios lo buscan?
-No, pero creo que la clave está en la primera película de Jorge Olguín. Ángel Negro. Casi todas las copias de la película han sido destruidas. Salvo dos.-dice sacando una de debajo de la chaqueta.-Esta es una pieza clave en la guerra del cielo y el infierno, Sam. No puedes dejar que caiga en las manos equivocadas. Debes verla, y entenderás la verdad.
-¿Hey, pero porque no te quedas y la vemos juntos?
-No. Debo ir a detener otra guerra civil entre ángeles. 
-Ustedes siempre están en guerra civil.
-Sí, ya sabes, alguien dijo que Iron Man era más cool que Capitán América y el pandemonio se desató en el paraíso.-y diciendo esto se desvanece. 
-Eso no sirvió de nada...-dice Samsagaz, y luego vuelve la vista hacia la película.-Mmm, creo que debería verla solo, guardar secretos con Watson siempre ha tenido excelentes resultados. Además, debe de estar ocupado con esa perra misteriosa.


Mientras, Watson despierta en una misteriosa habitación con un proyector encendido frente a él. Watson intenta moverse, pero alguien ha atado sus piernas. 
-¿Qué...? ¿Qué demonios? ¿Cómo es que desperté aquí? Un minuto estoy bebiendo del mejor pote de agua del mundo con esta perra espectacular y ahora despierto atado... ¿Quién está ahí?
Una misteriosa figura vestida con una máscara blanca surge desde las sombras.
-Soy el Ángel Negro. Y quiero que seas mi testigo...-dice la silueta, armada con un control remoto y un cuchillo. 
-¿Tú... testigo?
-Así es. Solo así podrás entender porque he hecho desaparecer las películas de Jorge Olguín, el hombre que vendió su alma a Lucifer para hacerse famoso. Hizo un trato con Crowley, el traficante de almas del infierno, y su fama fue ilimitada entre los adolescentes gótico del principio de milenio! ¡ERA UN DIOS! Pero ahora, el espíritu de la venganza ha decidido destruir a quienes osen posar sus ojos sobre su trabajo. 
-Pero no lo entiendo. ¿Porque asesinar a quienes vieran sus películas? ¿Porque robar su filmografía? 
-Sé mi testigo... Y entenderás...-y diciendo eso, puso Ángel Negro.


Título Original: Ángel Negro 
Año: 2000
Director: Jorge Olguín

Así, Watson fue testigo de Ángel Negro, la primera película de Jorge Olguín. La película contaba sobre un forense que durante uno de sus turnos recibe el cadáver de uno de sus viejos amigos del colegio. Pronto, cuando otros ex compañeros comienzan a aparecer muertos, sospecha que se trata de un espíritu vengativo del pasado, del amor de su infancia que falleció en misteriosas circunstancias días después de su graduación, retornando del infierno para acabar con quienes hicieron de su vida un martirio...
-Es...-dice Watson cuando aparecen los créditos finales.-Erm... No es muy buena. De hecho, erm...
-Así es. Es una enorme basura.
-Pero... no lo entiendo. ¡Se supone que es un clásico del terror chileno! ¡Pero esto es solo un festival de malas actuaciones, malos efectos, diálogos forzados, y que por alguna razón incluye una escena de un cretino yendo al baño! ¡¿EN QUE DEMONIOS APORTÓ TODO ESO!? Es como si la película hubiera sido filmada con quinientos pesos de presupuesto, como si hubieran usado de localizaciones los departamentos de los mismos cineastas. ¡Es una suprema ordinariez! No hay un gran trabajo de cámara, no hay buena iluminación. ¡No hay nada!
-Pues ya lo ves con ojos de perro. Eres mi testigo. Has confirmado mis teorías. Y ahora... debes morir.-dice el Ángel Negro sacando un cuchillo.
-Antes de morir... debo saber tu nombre.
-¿Qué... aún no lo has adivinado?
Lentamente, se retira la máscara. Watson mira con horror como tras la máscara se revela el rostro de...
-Erm... No tengo ni la menor idea de quien eres... ¿Skrillex, quizás?
-¿Qué? ¡Soy Jorge Olguín! ¡Obvio!
-Pero... ¿Porque? ¿Porque ocultar tu propio trabajo? ¡Eso no tiene sentido!
-¡Sí lo tiene!.-ladra una voz al fondo.


Samsagaz, el perro, emerge entre las sombras sosteniendo la segunda copia de Ángel Negro.
-De hecho, la explicación es más sencilla de lo que parece, Jorge. Tus películas siempre fueron basura, pero el pacto con Crowley y Lucifer te dio fama y gloria donde nunca existió talento... Eso duró hasta el año 2003, cuando ellos vinieron a cobrar tu alma, de alguna forma lograste escapar, y por cinco años te diste a la fuga. Pensaste que estabas a salvo, y lanzaste otra película, pero el infierno no olvida... Ahora ya nadie estaba bajo el hechizo.
-¡ASÍ ES! ¡DE PRONTO TODOS SE DIERON CUENTA QUE ERA UN DIRECTOR BASURA! ¡DEBÍ DEJAR QUE EL INFIERNO SE LLEVARA MI ALMA! Intenté demostrar con Caleuche que tenía talento, pero la gente comenzaba a murmurar y preguntarse si alguna vez había sido un buen director. Y comenzaron a regresar a mis viejas películas, Sangre Eterna y Ángel Negro. ¡No podía permitirlo, no podía permitir que mi legado fuera destruido de esa manera!
-Pero Jorge... ¿No lo entiendes? Nadie admiraba tus películas porque fueran buenas. Las admiraban porque intentaste hacer algo distinto, porque te atreviste a hacer un tipo de cine que nadie estaba haciendo en Chile. Nunca fuiste talentoso: fuiste valiente. Se necesitan pelotas para contar una cinta de slashers o de vámpiros, aún más cuando son tan malas como las que hiciste. Ese es tu legado: abriste un nicho para futuros directores chilenos que si harían buenas historias de terror... Como erm... urm... Bueno, alguna vez habrá uno bueno. No tienes porque sentir vergüenza por tus películas antiguas. Tu legado en Chile existirá por siempre, aunque sea en la forma de dos películas extremadamente sobrevaloradas.
Abrumado, el Ángel Negro-Jorge Olguín suelta el cuchillo y cae de rodillas.


-Gracias, Watson y Sammy. Me han mostrado la luz.
-Por nada, es nuestro trabajo, ahora nos aseguraremos que los esbirros de Crowley jamás te encuentren.-dice Samsagaz desatando a Watson.-Que bueno que no fue necesario matarte al final.
-Sí, eso habría sido AARRRHGHHHAHHHRHGHGHGHG...-Jorge Olguín explota en una haz de luz y Castiel aparece detrás de él. El mundo entero celebra la muerte de Jorge Olguín.
-¡MALDITA SEA, CASTIEL, YA HABÍAMOS GANADO!
-Oh. Lo siento. Pero iba a publicar otra película, ahora en 3D y en lenguaje mapudungún, no podía permitirlo.-ambos perros asienten en señal de aprobación.- Además, ya solucioné el tema de la Guerra Civil en el cielo, me volví un Dios y ahora de la nada soy el villano, pero no creo que sea relevante... ¡Ah, y encontré una pista sobre el asesino de sus padres!
Watson y Sammy sostienen la foto que Castiel les entrega llenos de expectación.
-¿Quién es ese pelón?
Ambos observan la foto de Nicolás López con ojos amarillos.
-No lo sé, y quizás sea mejor no saberlo.-dice Samsagaz rompiendo la foto.
-Bueno, es genial que hayamos detenido a otro director chileno maniático. Me pregunto contra quien nos enfrentaremos el próximo episodio.
-¡Contra nadie! ¡No quiero hacer otro de estos jamás!
-¿Pero porque? A las chicas de Tumblr parece gustarles, mira los adorables fanfics que han escrito sobre noso...-Watson acerca la cara al IPad frunciendo el ceño con asco.-Oh. Urgh. Sí, entiendo. Creo que mejor lo dejamos hasta aquí.
Ambos perros se suben al impala, mientras Dead or Alive de Bon Jovi suena de fondo. El auto acelera por la carretera y se pierde en el atardecer...



Este episodio está dedicado a mis buenos amigos Javiera Jorquera e Ignacio Sanz. Durante una de las épocas más oscuras de mi vida, me apoyaron, me llevaron al cine y me acompañaron a ver Supernatural justamente cuando lo necesitaba. Quizás el blog no existiría sin su apoyo. Espero que hayan disfrutado tanto leyendo esto como yo lo hice escribiéndolo. 
Posdata: Patee Barrio Universitario para mañana. No creo que nadie haya estado muy furioso al respecto. 

1 comentario:

  1. Muy buena reseña de toda la carrera de jorge olguin, este tipo fue tratado blandamente por la critica a principios del 2000 por lo "original" para Chile que era una pelicula de terror, lastima que este tipo literalmente no aprende, sigue cometindo los mismos errores una y otra vez: malas actuaciones -en gran parte responsabilidad del director-, malos guiones, no saber diferenciar entre homenaje, inspiracion y simple plagio, etc.

    A, y los Leviathanes de la septima temporada no eran tan malos.

    ResponderEliminar