martes, 7 de abril de 2015

DANY: Nymphomaniac Vol. I - II

Aceptando un poco más mi nuevo status de mujer libre de estudio, sigo en mi especial autoimpuesto de revisar películas sobre mujeres locas locas, y en esta segunda review dejamos de lado los aliens y nos vamos con tal vez, la loca más inmoral de todo el especial. Así que si usted es muy religioso, no puede escuchar la palabra pene o anda con su rosario para todos lados, mejor vuelva a sus quehaceres, porque esta noche en el Bar Cinéfilo nos ponemos hardcore. 




Título Original: Nymphomaniac
Año: 2013
Director: Lars Von Triers

Nymphomaniac, como su nombre lo dice, es una película sobre la vida de una ninfómana: una adicta al sexo. La historia comienza con Joe tirada en el suelo de una calle oscura, sucia, con moretones y la nariz sangrando, cuando es encontrada por un señor con pinta de bueno llamado Seligman. Él le ofrece llamar a una ambulancia o la policía, pero ella solo quiere una taza de té. 
El hombre la lleva a su departamento, y le ofrece su ayuda, la que ella acepta mediante la narración de todos los episodios de su vida que la llevaron al lugar en que fue encontrada, una historia larga, triste y de mucha soledad.

La películas se divide en dos partes: la primera cuenta la historia de Joe, narrando desde que es una niña, descubriendo a muy temprana edad su sexualidad. Su vida transcurre en un hogar donde convive con una madre indiferente y un padre que genuinamente la ama. Pero pase al amor de su padre, igual cae en la soledad, refugiándose en una amiga igual de precoz, y en un amor adolescente que solo la lleva a una primera experiencia sexual humillante y que la marcará para siempre. Sin embargo, y después de pasar por muchos hombres, Joe se da cuenta de su poder como mujer y comienza a explotar esa faceta para su propio placer, sin importarle todo lo que pierde y la falta de significado de todo su actuar, hasta que después de unos años, se reencuentra con Jerome, su primer amor y fijación de su adolescencia.

La segunda parte muestra a Joe ya como adulta, tratando de llevar una vida junto a Jerome y fracasando en el intento, lo que trae como consecuencia el hecho de que comience a alejarse de su propia sexualidad y de su esencia. Y para recuperar este aspecto en su vida, sacrifica su relación y se somete a una serie de experiencias bizarras en la búsqueda del placer que parece haberla abandonado, pero que le permiten reencontrarse con ella misma y aceptarse como tal, pero sin poder evitar decepciones y cicatrices que la acompañarán por siempre. 



Esta es sin duda una película intensa. Sí pudiera resumirla en una palabra, diría que la primera parte es sobre el pene, y la segunda sobre la vagina ¿Por qué? Porque en la primera parte la protagonista descubre la sexualidad, el placer y a los hombres mismos, creando una especie de catálogo mental que le servirá para la segunda parte, que se trata sobre descubrirse a sí misma y descubrir también a las mujeres como género.

Sí bien la película tiene muchas, pero muchas escenas de sexo, explícito y en variadas modalidades, no son escenas que tengan como fin el placer en el espectador ni el lucimiento de los actores, sino son la forma en que se manifiesta la cronología de vida de la protagonista, y que muchas veces son incómodas y ajenas porque pareciese que estuviésemos metiéndonos en la intimidad de los personajes y fisgoneando algo que no nos incumbe, pero que ayuda a entender para donde va el show y qué pasa por la mente de esta loca inmoral.

Y hablando de lo moral o inmoral, mi primer y único consejo en esta review es que si Usted lector morboso se atreve a verla, lo haga sin poner a priori sus nociones preconcebidas de qué es inmoral o no, ya que el fin de la película no es juzgar a la protagonista por la vida que ha llevado, sino acompañarla en su tortuosa narración y descubrir por qué llegó donde llegó, función que cumple su interlocutor, quien solo la escucha y acompaña en el relato. 


Otra cosa, esta no es una película feliz. Cada historia, cada experiencia y más aun el final, me hicieron perder la fe en la humanidad, y en la bondad y el desinterés que espero exista aún en alguna persona en este sobrepoblado planeta. Y pese a que si no llevamos el estilo de vida de la protagonista o alguno de los personajes con los que interactúa, y salvo que Usted lector amoroso sea una persona feliz y plena, la mayoría podemos llegar a sentirnos identificados con esa nada y con esa soledad y mundo gris en que se da la película, porque no solo las adicciones llevan a la persona a sentirse sola y ajena al mundo, cualquiera, aunque esté rodeado por montones de amigos, familia y conocidos, puede llegar a sentirse que esta completamente abandonado en este mundo, o puede verse golpeado por la hipocresía de las personas que lo rodean. 



Nymphomaniac en resumen es una película que entre elegancia y vulgaridad cumple con su fin, cumple con contarnos una historia que esta llena de temas difíciles y polémicos, y que para muchos son muy complicados de ver o hablar. No es una película fácil ni para todas las personas, partiendo por las imágenes y los muchos primerísimos planos que hay. Definitivamente no la vea si usted es muy susceptible, sensible o tiene algún trauma.

Pero como no es una película perfecta, también tiene sus pifias. En algunas partes se siente muy forzada, sobre todo en una serie de análisis y relaciones que hace el Sr. Seligman, que se notan rebuscados y sacados a la fuerza (relacionar dos negros "tirándose" a la protagonista con la pérdida de la democracia es como mucho) y por algunas coincidencias aún mas forzadas en la historia de Joe, que uno no sabe si son inventadas por la protagonista o si esta estamos viendo una película de realismo mágico. Ahí el director se cae en todo este realismo que quiere mostrar.

Por último, y algo que me molestó profundamente, es la transición que hacen los protagonistas (Joe y Jerome) de jóvenes a adultos (como en 3 o 5 años) y en que se cambia a los actores que los interpretan (no es spolier) entre los cuales no hay mucho parecido físico más que el peinado. Eso corta mucho la continuidad de la historia, al menos para mi. 


Aunque personalmente, me gustó mucho más la segunda parte, recomiendo Nymphomaniac, la que no es una obra maestra, pero definitivamente vale la pena si usted está dispuesto a pasar 4 horas por una experiencia un poco miserable pero que en fondo disfrutará y lo hará pensar un poco bastante. Además, como dije al principio, si buscan una loca loca, aquí esta.

Y por último último, no puedo dejar de mencionar los puntos altos de la película: las actuaciones son increíbles, de lo que uno piensa "ay cómo hicieron ésto!", Uma Thurman sobre todo. También todas las escenas que le dan miles de patadas a 50 sombras de Grey, sobre todo Jamie Bell y las cucharas. 

1 comentario:

  1. Admito haberla pillado con unos amigos en el cable y haberla cambiado por creer que era una porno xD

    ResponderEliminar