jueves, 10 de diciembre de 2015

Spaceballs

Estimados Lectores:

¡Siete días para The Force Awakens! Estoy ansioso, tanto que ya vi El Ataque de los Clones y la odie un poco menos! (El perdón es el camino más directo al lado claro de la fuerza. Te perdono, Lucas). Así que quizás deberíamos hablar de ese gran pendiente que tenemos en el blog, ese que ustedes han pedido por años... ¡Así es, es hora de hablar de SPACEBALLS y...! ¿Ah, qué? ¿Qué hable de la trilogía original? ¿Pero que se supone que tenga que decir? ¡Ya se ha dicho todo lo que pueda decirse! Quizás piense algo al respecto, pero por mientras, vamos a una de las primeras grandes parodias a Star Wars de la mano del genio de Mel Brooks y su sequito de payasos. ¡Adelante!

¡Cómo puede ser que hasta Dark Helmet ya haya visto Rocky VII, AKA Creed! ¡Miren, la tiene en la estantería de VHS!


Título Original: Spaceballs
Año: 1987
Director: Mel Brooks

Hablemos un segundo de Mel Brooks, director, guionista, productor y villano secundario en Spaceballs. Este es una de las leyendas de la comedia más grande que haya aportado el cine norteamericano. No solo es el creador de la serie del Superagente 86, sino que también el director de Robin Hood: Men in Tights y The Producers, película que le valió un Oscar y el respeto de muchas generaciones de cinéfilos. El sujeto es un tesoro internacional, ¡y con casi 90 años, aún está vivo y coleando planeando una secuela para Spaceballs! (Así es, lo escucharon primero en el Bar Cinéfilo de Farfaramir, su centro de noticias más completo de la galaxia que aún no obtiene UNA MALDITA COPIA DE CREED). Si conoces parte de su trabajo, deberías saber más o menos que esperar en Spaceballs.

La película cuenta la historia de dos civilizaciones en guerra: Spaceballs (que es básicamente un montón de pelotas de metal) planeta que ha agotado todo su oxígeno, quiere robárselo a su vecino del planeta Druidia. Liderados por el malvado Dark Helmet (Rick Moranis) y "El Presidente" (Mel Brooks) los Spaceballs planean secuestrar a la princesa Vespa en el día de su boda. Lo que no contaban es que cerca ese día pasaba el mercenario Lone Starr, quien escapando de una deuda decide salvar a la Princesa...

Me pasaría hora hablando de las parodias de naves, pero creo que es algo que mejor vean por ustedes

Para ver Spaceballs, hay que separarla un poco del concepto de parodia moderna, como por ejemplo lo es la trilogía Blue Harvest en Family Guy. ¿A qué me refiero? Bueno, no es una parodia directam una mera reproducción de momentos clásicos, escena por escena, ¡de hecho, cuando la película parta probablemente pienses "¿qué tiene que ver esto con Star Wars?". Esta es más bien una parodia a la esencia, a los personajes y sus arqueotipos, lo cual no quita que haya chiste directo y juegos de palabra allí y allá. Es más bien un universo propio, que claramente se burla de Star Wars pero que al mismo tiempo funciona con sus propias reglas. ¿Qué tipo de parodia es mejor? No lo sé, no estudie comedia, yo me río con ambas (las parodias de Family Guy de Star Wars son brillantes, échenles un vistazo).

Pero menos teoría: ¿es una película divertida? ¡SÍ! ¡¿CÓMO NO ME VOY A REÍR CON MEL BROOKS!? ¿Hay chistes malos y vergüenza ajena? Sí, un poco más de los que recordaba, pero en general, es una parodia bastante buena. El cast es excelente, desde nuestro buen presidente de Día de la Independencia Bill Pullman como Han Solo a nuestro cazafantasmas favorito Rick Moranis, creo que la elección de actores no pudo ser mejor. ¡Hasta Michael Winslow, el negro de Locademia de Policía, llega a hacer de las suyas!

Con todo, creo que mis secciones favoritas son las que involucran a Dark Helmet y su tropa de Spaceballs, todos igualmente idiotas e incompetentes. La secuencia de Major Asshole roza en lo brillante. En contraparte, todo lo que es Princesa Vespa me pasa un poco por encima, así que esos últimos 10 minutos alargados se me hicieron un poco olvidables. 


También hay harto humor de romper la cuarta pared, de donde probablemente salen las mejores tallas, como Dark Helmet y sus soldados revisando el VHS de Space Balls para encontrar a Lone Starr, o durante la pelea de sables golpean sin querer a alguien de la producción, cosas por el estilo. Esto son para mí los mejores momentos de la película, y lo que me lleva a mi punto final: quizás como parodia de Star Wars no sea la mejor, pero como comedia es oro puro. Es más una parodia a la ciencia ficción en general con un eje en Star Wars (así que esperen un par de tallas a Star Trek u a otras sagas). 

Creo que cualquier otra cosa que diga sería vararme en repetir chistes de la película, y no tiene mucho sentido: los que ya la han visto se los saben de memoria, y los que no prefiero no arruinarles la diversión... Tengan mi palabra de que me sigue pareciendo graciosa después de todo este tiempo. Échenle un vistazo y may the Schwartz be with you. 

Atentamente, 
Farfaramir, The Search for more Visits

2 comentarios:

  1. EL GUIÑO A ALIEN... ES ESPECTACULAR... Y CON EL MISMO ACTOR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa escena es genial! Sólo caché que era el mismo actor cuando dijo "no! Otra vez!"

      Eliminar