lunes, 30 de julio de 2012

The Dark Knight (ENTRADA Nº 100)

Estimados Lectores:

100 post atrás, Farfaramir iniciaba un absurdo sueño: construir un modelo exacto de la nave de E.T. el Extraterrestre utilizando royos de papel higiénico usado. Decepcionado porque los papeles de confort no disparan arco iris cuando los lanzas al aire, se embriagó como una cubeta y cuando despertó al día siguiente con una jaqueca monumental descubrió que, además de llenarle el correo de Pixar exigiendo la secuela de los Increibles, "Syndrome Strickesback", había abierto un blog de películas. Como era un vago y no sabía como cerrarlo, decidió escribir algunas notas con ideas sueltas (y claramente no robadas a Hermes o cinemassacre), resultando en una apabullante audiencia de 2 personas... Una de las cuales era el mismo, y la otra su perro tesista. Hoy, 100 post más tarde, Farfaramir les escribe la nota sobre una de las películas más espectaculares del nuevo milenio, mientras se pregunta en que estaba pensando cuando hizo el experimento del papel confort. ¡The Dark Knight, damas y caballeros! ¿Comentamos?

Y uno que busca naipes en la playa a las 3 de la mañana y acá las gente quemandolos como si nada...

Título Original: The Dark Knight
Año: 2008
Director: Christopher Nolan

Tras esta suerte de preludio comercial, quiero aclarar que aun no he visto The Dark Knight Rises. Lo cual por un lado es decepcionante para un tipo que ha hinchado pelotas con la dicha película por casi un año y que proclama su entrada Nº 100 con bombos y platillos, pero por otro lado me permitirá hablar de mi favorita película de Batman sin tener que compararla con la que sigue. ¿Porque The Dark Knight es, a mi juicio, la mejor película de super heroes jamás hecha? ¿Es una exageración provocada por la muerte de Ledger o realmente estamos ante una obra maestra inmortal de nuestros tiempos? Vamos viendo: la película nos sitúa posteriormente a los hechos de Batman Begins. La lucha contra el crimen organizado en Gotham se sigue en dos frentes: Batman, quien incluso se reencuentra con el espantapájaros, lucha clandestinamente mientras la policía utiliza payasos vestido de él mismo para enfrentar a los criminales; y Rachel, luchando en la corte, quien recibe la ayuda del nuevo fiscal del distrito y héroe de la ciudad, Harvey Dent. Mediante la cooperación de estos, Jim Gordon y otros personajes, pareciera que todo obra a pedir de boca en Ciudad Gótica (salvo, claro, que Bruce ha perdido poco a poco el amor de Rachel), incluso contra la habilidad de mafiosos extranjeros.

Grandes masas de dinero se mueven, enemigos forman alianzas, mientras Bruce ve en Harvey Dent la oportunidad de finalmente retirarse del rol de Batman. Sin embargo, la aparición de un misterioso villano vestido de payaso podría cambiarlo todo. Sin pasado ni antecedentes, sin que ni los mismos mafiosos que controlan Gotham tenga idea de quien es ni como detenerlo, sin nombres, armado con un arsenal de armas, cuchillos y bombas, el Joker ha llegado a Gotham para hacerse del control de los hombres y dineros de la Mafia, sin que exista ningún propósito visible que lo motive. ¿Quién es este payaso, que es lo que se trae entre manos? Amenazando con asesinar poco a poco a los hombres más importante de Gotham y traer caos a la ciudad si es que Batman no revela su verdadera identidad, lo que poco va mellando la confianza de los ciudadanos de Gotham en el héroe enmascarado. Y las cosas se pondrán diez veces peores cuando los héroes caigan convertidos en villanos, y una ciudad entera se arrodille ante un criminal virtualmente invulnerable y cuyo único propósito es causar caos y destrucción, y la única forma de vencerlo será que la policía una fuerzas con Batman... ¿o quizás incluso con ello será imposible?

The Dark Knight nos envuelve en una atmósfera ligeramente distinta a su predecesora, dando incluso la impresión de que se tratara de una ciudad distinta (salvo por la escena de persecución en el tunel), Gotham parece incluso una ciudad real. Quedan atrás los pasillos repletos de cañerías de Arkham, los suburbios anaranjados y gaseosos de Gotham, esta película se desenvuelve casi íntegramente entre enormes edificios, bancos, estaciones de policías, una típica ciudad norteamericana estilo Nueva York. Y el cambio de estilo se ve reflejado en una alteración de la trama: no más visiones caóticas inducidas por villanos místicos o alucinógenos, esto es guerra de pandillas y mafias con metralletas y lanzacohetes. La escena inicial bien podría haber estado en la primera Batman de Burton (con los payasos traicionándose unos a otros), pero es la aparición del Joker la que nos reintroduce en el universo Nolan (ya llegaremos a eso). Esta vez, tenemos la oportunidad de deambular por los altos círculos políticos de Gotham, donde descubrimos que Richard de Lost dejo la inmortalidad para volverse alcalde (bien podría ser inmortal para la escenas del francotirador). En suma, nos encontramos ante un escenario conocido, y distinto al mismo tiempo (espero que TDKR tenga la misma facultad).

Evening, comissionner...

Ahora, vamos al meollo del asunto: The Joker. A esta altura, decir que el personaje que eleva a esta película a obra maestra es el Joker resulta extremedamente redundante, pero quiero aclarar que personalmente, esta noción llegó a mi sin que nadie me hiciera un "Inception" al respecto. Si recuerdan, mi primera vista a Batman Begins no me habia dejado un gran sabor de boca en lo que ha villanos se refiere... Recuerdo que fui al día del estreno sin demasiada curiosidad, después de todo, Heath Ledger jamás me facinó especialmente, así que entré con una mirada de Italo Passalaqua "Sorpréndeme"..., y amigos, mi cabeza explotó. The Joker es una montaña rusa de espectacularidad, épico ni siquiera describe lo que es este personaje. La absoluta locura, el misterio del delincuente sin antecedentes, el millón de frases sublimes, las expresiones de payaso, Heath Ledger vestido de enfermera, ... Quizás jamás volvamos a tener en la historia del cine un Joker tan perfecto como el de Heath Ledger. Esto es demencia concentrada, un villano perfecto, ¡un verdadero nemesis! Con solo mencionar la conversación entre Batman y The Joker en la comisaría, esa escena es la perfección absoluta. For them, you are just another freak... LIKE ME!

Ciertamente que la muerte de Heath Ledger influyo en el fanatismo por The Joker, pero debo decir que la versión de Christopher Nolan de tan magno personaje funciona con independencia de ello. Es decir, quizás otro actor hubiera terminado en algún villano de segunda categoría, pero la evolución del Joker durante la película, escalando hacia la cima de los criminales haciendo trucos de magia a mafiosos negros y japoneses, las jugadas impredecibles, como está un paso adelante de la policía, el alcalde y Batman, ¿se explica eso necesariamente por Ledger? No, por lo tanto señalar que el personaje es magno exclusivamente por Ledger es falso. Aunque, ¡Ciertamente que Ledger es quien logra elevarlo al panteón de la mejor adaptación de un villano de comic al cine! Es decir, los gestos con la lengua, la adecuada posición corporal, la voz de payaso, la risa de maniático... Pero esto puntos son complementarios, es uno equipo de genios el que logró dar vida al Joker en su versión inmortal. Lo bueno es que está construído de tal forma que no se roba la película de forma absoluta, de modo que tenemos espacio para que los demás personajes reacciones de diversas maneras contra semejante lunático y que cada uno tenga su propio línea que funciona bien por separado.

Pero no quiero dejar de comentar el caso de Harvey Dent... Si eres desatento con los nombres y además no has visto la película, esto es un spoiler importante, en lo que para mi fue el mayor giro de The Dark Knight, así que... ¡VADRE RETRO LECTOR PELMAZO! ¿Ok? Vamos. Harvey Dent es la representación de la nobleza, del político que lucha por la justicia, y que incluso es admirado por Batman (porque podría ser su reemplazante sin necesidad de usar máscara), y que sin embargo, por circunstancias inmensamente trágicas (dudo que en The Dark Knight Rises sean capaces de emular una escena tan terrible como la muerte de Rachel, con la posterior carta que Alfred lee donde declara que se casará con Harvey Dent), se convierte en el Dos Caras. Y teniendo al Joker al lado, bien podría pensarse que el personaje no lograría brillar, pero amigos, Nolan no nos dio a un maniático perfecto, sino que a dos. La caída del héroe, su transformación en un lunático que juega con su moneda para determinar la suerte de sus víctimas, ¡y que aun así cree sinceramente que es el héroe! Es perfecta. Lo que, claro, nos llevara a un final magistral para una magistral película, uno que no podía ser de otra forma.

Harvey Dent... Can he be trusted?

Vaya, he ocupado la mitad de la review en solo dos personajes, pero la verdad es que incluso con tan altos pilares, los demás roles y acción en la película no quedan opacados. Bruce Wayne sigue siendo un personaje extremadamente complejo (incluso un poco más que en la anterior), en su debate interno por dejar el rol de Batman y recuperar a Rachel, y por otro lado su respeto por Harvey Dent. Jim Gordon alcanza el apelativo de épico en una magnífica interpretación por Gary Oldman; y Morgan Freeman es... Bueno, Morgan Freeman (de verdad, ¿alguna vez no hace de personaje sabio secundario? ¿Cuantas películas conocen en que sea protagonista? Invictus, una. Nombre otra, los reto). De todos modos, proporciona una jocosa secuencia con un iluminado que señala tener claros antecedentes de que Bruce Wayne es en realidad Batman y que está utilizando los recursos de Wayne Entreprise en comprar armamento. La nueva Rachel logra salir adelante sin que se note demasiado la ausencia de la anterior, no especialmente brillante aunque considerando la escena de los barriles de gasolina, creo que se gana su porotito dentro de la saga. 

La acción es muy superior al de la anterior, considerando el arsenal de sorpresas que tiene el Joker, nunca sabes que viene a continuación. Y Batman y sus gadgets no se quedan atrás, la aparición de la moto ultra flexible mientras el Joker agarra a todos a bazucasos, el detector de movimiento utilizado en la secuencia final... La música nuevamente es espectacular (ni siquiera debería explicarlo), y los efectos especiales son espectaculares, sin restarles protagonismo al realismo que busca Nolan en sus películas (aprendan eso, películas CG), y la trama no da descanso en ningún momento. Hay un par de tomas especialmente sublimes, la escena del hospital por mencionar una, la de los bidones de gasolina, etc... Me gusta como cada escena de la película parece haber sido prevista por el Joker convirtiéndolo en un enemigo prácticamente invencible, me atrevo a pensar que considerando el final, Nolan pensaba volver a utilizarlo en el cierre de la saga (quizás en perjuicio de Bane y Catwoman, ¿o acaso habrían podido brillar como lo hizo dos caras a pesar de la sombra del Joker? Nunca lo sabremos).

En suma, The Dark Knight es una obra maestra con todas sus letras. Quizás me sobro un poco la escena en Tokyo, pero al menos nos sirvió para no introducir de golpe al Joker y permitir que nos acostumbráramos al personaje mientras Batman hacía de las suyas en otro continente. Somos afortunados de vivir en la generación que podrá decir "Yo vi The Dark Knight en el cine" (Yo más aún, le contaré a mis nietos que la fui a ver al estreno). A veces nos quejamos de que nuestra generación no tiene clásicos, pero con The Dark Knight podemos señalar que el cine sigue y seguirá produciendo grandes películas que si bien apuntan a un público más masivo, no tienen nada que envidiarle a los grandes clásicos de todos los tiempos. Ahora... The Dark Knight Rises la tiene dificil, superar al fantasma de una película tan sublime como es The Dark Knight me parece casi imposible, pero me conformo con tal que se acerque, no creo que eso resulto difícil para el maestro detrás de Inception y The Dark Knight. Oh, la nota... Pues cuente el número de películas de James Bond y elevelo al número de películas en que Morgan Freeman no es el protagonista, y esa es la nota.

Atentamente
Farfaramir... el bloggero que el internet merece, pero no el que necesita. Ha visto buenas películas por ahora, pero vienen películas malas, abominaciones de la creación. Y las verá porque puede soportarlo. Porque no es un héroe. Es un guardián silencioso, un protector observante. Un caballero del cine. 

4 comentarios:

  1. Christian Bale usando ternos Armani

    ResponderEliminar
  2. ajajjajajaja el comentario anterior era necesario.... Anoche vi esta pelicula, no la veñia hace tiempo y no me acordaba lo buena que era. Además del Guasón y de Batman xD las escenas son super buenas, hay mucho suspenso y acción y en verdad no sé como expresarme ajajajaj esta Rachel es un poco más trascendente, y no me gusto nada Harvey Dent eso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no te puede gustar Harvey Dent!!! aAAAAAAAAH... Bueno, es que mi criterio de me gusta o no me gusta un personaje son distintos xD

      Eliminar
  3. ¿Que no era China? :/ Por cierto, qué buenas reseñas.

    ResponderEliminar