miércoles, 23 de marzo de 2016

Superman IV: The Quest for Peace

Estimados Lectores:

Lo admito, ver Superman III y Superman Returns no fue sencillo. Cierto, no son comparables y hay una que es bastante mejor dirigida que la otra, pero ambas tienen algo en común: son realmente aburridas de ver. Y sin embargo, entre medio de ambas, se encuentra el milagro fílmico que es "The Quest for Peace". ¿Magnífico dices, acaso es muy buena? ¡Para nada, esta es una de las peores basuras que tendremos que revisar en este blog jamás! ¿Pero que me lo paso bomba cada vez que este caviar cinéfilo, este diamante en bruto del cine de superhéroes, aparece en mi pantalla? Oh, sí. Esta es una comedia de primer nivel, pero no por las razones que la película pretendía...

No están preparados


Titulo Original: Superman IV: The Quest for Peace
Año: 1987
Director: Sidney J. Furie

Con el fracaso de Superman III y Supergirl (tranquilos, ya compre 50 litros de tequila para ver esa tragedia), el productor histórica de la hasta entonces trilogía decidió vender los derechos del Hombre de Acero a algún estudio capaz, asegurándose de buscar a las personas más confiables del planeta para crear un producto único: "The Canon Group". Si no saben quien es Canon Group, son el equivalente al canal Scy Fi de nuestra época, generando toneladas de cintas de acción de bajo presupuesto por año. Y aunque algunas de sus películas con Chuck Norris y Silvester Stallone sobreviven hasta hoy como clásicos de la chatarra (Enter the Ninja, Missing in Action y porque no, COBRA), otros títulos como "Nana, the True Key of Pleasure", "Tough Guys Don't Dance" y "Hospital Massacre", son una clara señal que bien pudieron haber tomado los derechos y arrojarlos al fuego.

Christopher Reeve explicó varias veces como la filmación fue un desastre, con reiterados cortes de presupuesto al punto tal que muchas escenas ni siquiera se alcanzaron a filmar. Superman IV es uno de los mayores ejemplos de una película llena de agujeros e incompleta que fue estrenada de todos modos. No es extraño que esta película dure 40 minutos menos que sus antecesoras. Y debo decir, bendito sea el idiota que decidió darle el visto bueno a Superman IV, porque, ¿cómo podríamos vivir la humanidad sin haberse deleitado con semejante abominación?

Con todo, The Quest for Peace al menos tiene una suerte de trama definida a diferencia de su antecesora: al borde de una tercera guerra mundial, un niño inicia una campaña televisiva para que Superman consiga el desarme nuclear de las grandes naciones. Y lo logra, arrojando todas las armas nucleares al sol, pero no contaba con que Lex Luthor tenía un plan para usar la energía del sol en la creación de... UN HOMBRE NUCLEAR.

Parte del presupuesto de Superman IV se fue para filmar "Masters of the Universe", pero no creo que haya influenciado en la película de modo alguno... (?)

Veamos, ¿qué cosas puedo rescatar en The Quest for Peace antes de comenzar? Pues... nada. Diría que Christopher Reeve pone lo mejor de sí, pero incluso el se le nota incómodo en la mayoría de las escenas, como preguntándose "¿cómo accedí a filmar esto?". Y quien no lo haría. Quien no consideraría este como el peor error de tu vida, la película que prácticamente sepultó la carrera del original Hombre de Acero, con roles muy menores hasta su accidente en 1995. ¿Supongo que agradezco que no durara dos horas y media como Superman III o Returns?

La película es un mal reciclaje de tramas de película pasadas de forma tan poca disimulada que esto pudo llamarse "Superman Greatest Hits" y a nadie le habría molestado. ¿Clark revelando el secreto a Lois para luego borrarlo con un superbeso? Check. ¿Clark y Lois volando como Peter Pan como en "Can You Read My Mind"? Check. ¿Clark debiendo detener diferentes desastre en diversos puntos del planeta por un plan de Lex? Check. Es una lástima que no incluyéramos a Clark dando vuelta alrededor de la Tierra e impidiendo que esto alguna vez se filmase. El problema es que todas estas escenas son filmadas por los mismos genios detrás de "Breakin' 2: Electric Boogaloo" así que el encanto de dichas secuencias queda reducido al de una tabla con un clavo oxidado en el fondo de un lago de brea. 

Pero el núcleo de la película es "nuevo": Superman debe decidir si impedir la guerra nuclear o no. ¡De seguro le costaría mucho trabajo convencer a muchos líderes de librarse de sus armas nucleares! ¡De seguro esto es un drama político y social, sobre las naciones que confían en Superman y POR SUPUESTO QUE NO! Superman entra por las puertas de las Naciones Unidas, se para con un micrófono y dice "necesito destruir todas sus armas nucleares". Y todos aplauden de pie. Esta, amigos míos, es una de mis escenas favoritas de toda la historia del cine. No porque sea brillante, sino porque el grado de idiotez y ridiculez es tal que cada vez que la veo me caigo al suelo llorando de la risa. Todo en esta secuencia esta roto, es una desgracia cinematográfica de proporciones, ¡pero como no reír! 

-Necesito sus armas nucleares.
-¡BRAVOOOOOO! 

Y no quiero quedarme detenido en este instante, pero esta cinta es tan inocente que mientras escribo esto no paro de reírme, ¡SUPERMAN LOGRA DETENER LA GUERRA FRÍA! ¡Y LUEGO ARROJA TODAS LAS ARMAS NUCLEARES AL SOL! ¿Cómo alguien no vio este libreto y dijo "hay algo realmente idiota en esta idea, quizás no deberíamos filmar"? Pero filmaron. Dios, que filmaron. Y no me saquen a Rocky IV, al menos el clon de Stalin la pensó un momento antes de aplaudir, acá Superman entra por la puerta, alguien le dice "necesita un representante" y todos levantan la mano. ¿No es Superman el sujeto que no para de dar elogios a los distintos servicios públicos norteaemericanos?

Pero como venía anunciando, Lex logra usar el ADN de Superman para crear un Hombre Nuclear, ADN que no solo le da poderes sino uñas largas y ropas incluidas porque FUCK YOU. Tengo la teoría de que, en lugar de enviar al sol ADN de Kal-El, Lex puso por accidente pelo de David Bowie. Este villano es una de las cosas más ridiculas que le ha sucedido a Superman. Sé que iban un poco por la comedia, pero el Hombre Nuclear no es gracioso cuando la película lo intenta, sino que cada vez que intenta hacerlo ver intimidante. Por alguna razón, alguien en post producción decidió añadirle rugidos de león al pobre sujeto, y nuevamente, ¡brindo por ti, gran editor! ¿A quien le importa que esto sea la secuela a la ganadora del Oscar por mejor mezcla de sonido? ¡Que vengan esos RAAAAWS!

Guardemos al Hombre Nuclear un rato (porque de todos modos es lo que la película hace sin muchas explicaciones) y hablemos de la tonelada de subtramas que la película intenta meternos, algunas de las cuales son presentadas y jamás terminadas (muy probablemente, a alguien se le olvido filmar las conclusiones de dichas escenas). La granja de los Kent está a punto de ser vendida pero Clark se resiste a dársela a alguien que no sea granjero, mientras que un perverso editor se hace del Daily Planet proponiendo una nueva línea editorial, ¡pero la hija se enamora de Clark! ¡Y el hombre nuclear se enamora de ella también! Y hay una roca mágica sacada del trasero del guionista que puede... erm... ¿hacer a Superman ganar la pelea, supongo?

Y luego el Hombre Nuclear decidió abrir su propia manicure

Menciono esto porque siento que había un legítimo intento de crear un tema subyacente a la porquería de trama: la aceptación del cambio. La perdida de la granja y el Daily Planet, y la roca que por alguna razón haría perder la conexión con Krypton, Kal-El por primera vez descubre que su vida como Superman implicara aceptar dejar cosas atrás ¡pudo ser interesante! Pero hey, entre que nunca sabemos en que terminan algunas de esas tramas ni que demonios hacía la roca, ¡pues quedan como trozos dispersos en un caos que nadie comprende realmente! 

Cuento corto: Superman y el Hombre Nuclear se enfrentan un par de veces en una serie de secuencias de acción entretenidas por todos los motivos equivocados. Podría perdonar los efectos especiales pésimos, ¡pero han pasado 10 años desde el estreno de Superman I! ¡Los efectos deberían mejorar, no empeorar! Durante esta pelea, Superman y el Hombre Nuclear pelean en distintos puntos del planeta, incluso China donde el Hombre Nuclear destruye la Gran Muralla. ¡Oh, Dios mío, eso es una enorme perdida! Pero no se preocupen, estimados lectores: con el clásico poder de Superman de vista "reconstruye murallas de ladrillo y granito con los ojos", ¡no hay nada que temer! No les estoy inventando: Superman usa sus rayos láser para materializar en el aire la muralla China. Considerando que esta es la misma saga donde pudo ir al pasado dando vueltas alrededor de la Tierra, dar besos amnésicos y separarse en dos por la magia del alcoholismo, ni siquiera me lo cuestionaré.

La pelea termina con Superman arrojando al Hombre Nuclear a una planta de energía, y les juro por Dios, esto sucede: el cuerpo del Hombre Nuclear enciende todas las luces de Metropolis. Y fin. Esta extravagante secuencia me deja varias preguntas, ¿en que momento se apagaron las luces de Metropolis para que fueran encendidas por el Hombre Nuclear? ¿O acaso Superman produjo una sobrecarga y acaba de dejar a la ciudad completa en sombras y a la merced de una hora de delincuentes? ¿Superman acaba de asesinar al Hombre Nuclear o lo dejó condenado eternamente a ser una pila gigante? ¿Qué hago hablando de esta basura en lugar de ver Daredevil?

Porque un discurso no es suficiente...

La película concluye con Superman dando un emotivo discurso sobre la paz mundial... En esta "conferencia de prensa" Superman no habla sobre la evidente sobrecarga eléctrica que causó a la ciudad ni como Lex Luthor sigue evadiendo el sistema carcelario película tras película. En su lugar, pone el clavo en el ataud a esta franquicia con esta brillante pieza de poesía: "And there will be peace. There will be peace when the people of the world, want it so badly, that their governments will have no choice but to give it to them". ¿Porque no añadir "Everyone can chaaange!" de paso?

Como sea, hay más, omití todo lo relativo a Lex Luthor y su sobrino cool porque es insufrible (aunque contiene el único chiste que me hizo reír en toda la película por ser legítimamente gracioso, con el "Hey, Mozart is back!"), pero supongo que ya se hacen la idea. Superman IV es una película que no debió existir, pero ya que existió, su luz de ridiculez alumbra nuestros días, convirtiéndola en uno de los super clásicos de las "películas tan malas que son buenas". Quizás no sea Trolls 2 o The Room, pero sin duda Superman IV tiene un lugar especial en mi corazón por lo desastrosa que es. Y que bueno que es así... ¡Pero nuestro viaje por Superman no ha terminado! Antes de hablar de Batman V. Superman, debemos revisar la "verdadera tercera Superman" que salió el 2006... Ay, Dios.

Atentamente,
Farfaramir, la búsqueda de la mediocridad

4 comentarios:

  1. Lo del mensaje antinuclear fue idea del propio Christopher Reeve...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenía ni la menor idea. Creo que solo vuelvo esto aún más trágico y gracioso.

      Eliminar
  2. En efecto, Reeve sólo aceptó el rol si el podía meter mano en el guión, y una de las ideas que impuso fue lo de la paz mundial y no a las bombas nucleares. Patricio Córdova.

    ResponderEliminar
  3. ...quizá por esta película, el superhéroe DC ancla del cine pasó a ser Batman...

    ResponderEliminar