jueves, 27 de septiembre de 2012

The Hangover (I-II)

Estimados Lectores:

Lo sé, de acuerdo a mi super calendario, hoy día deberíamos haber terminado con la semana de la chilenidad. Pero furioso tras el fiasco de Mitos y Leyendas y harto de haber sido apartado de toda fonda mientras mis amigos terremoteaban y bailaban reggeaton (sepa Dios porque la gente baila reggeaton en fiestas patrias), decidí irme a celebrar el 18 chico de manera sana y responsable, bebiendo leche chocolatada y quizás comiendo una y otras sopaipillas. Les juro que no sé que pasó, pero al día siguiente desperté en un pueblo en la costa del Antártico, con una argentina gritando no sé que cosa sobre que debía hacer una review de Cuentos Chinos, así que tras tomar un avión de regreso y no encontrar mi auto, decidí que debía escribir una vez terminado la semana de fondas sobre la saga por excelencia acerca de las resacas: ¿Donde está mi auto? The Hangover. ¿Comentamos?

Yeah, listen... We fucked up.

Título Latino: ¿Que Pasó Ayer?
Año: 2009
Director: Todd Phillips

Tras una jocosa escena final-inicial, la trama y los personajes se nos presentan con rápidez: Doug Billins va a casarse y sus amigos deciden organizarse una despedida de solteros como se debe, esto es, desaparecerse una noche entera en Las Vegas. Para ello, parte con sus amigos, el profesor Phil Wenneck (interpretado por por Brdaley Cooper), el molesto y controlado dentista Stu Price, y finalmente el hermano de la novia, Alan, un desaptado social que vive encerrado en su habitación. Todos están muy entusiasmados por la noche, así que tras conseguir una excelente habitación en el Caeceres Palace, brindan por la noche que ha de venir. La imagen se corta sin que tengamos ninguna noción de que sucedió exactamente esa noche, pero si de sus consecuencias: Phil, Stu y Alan despiertan con la peor resacas de sus vidas en su habitación, sin la menor idea de donde está el futuro novio. Y las cosas no mejoran cuando descubren que Stu ha perdido un diente, que hay un tigre en el baño y que hay un bebe en el closet. ¿Qué sucedió? ¿Dónde está Phil? ¿De quien es el tigre? Los amigos deberán embarcarse en una aventura para reconstruir la noche anterior, rescatar al novio y de paso arreglar la seguidilla de embarradas que su paso por Las Vegas ha dejado.

Todo lo que sucede a continuación, como podría esperarse, es una seguidilla de situaciones donde los protagonistas van descubriendo poco a poco que fue lo que su inoportuna visita por las Vegas ha causado, y a medida que el día va avanzando, nuevos detalles salen a la luz. Y la verdad, funciona bastante bien, desde una bizarra secuencia que incluye a Mike Tayson (en un cameo bastante extraño, pero no por eso menos jocoso) reclamando su tigre de regreso; hasta un chino encerrado en la parte trasera del auto; aunque ninguna de ellas parece dar luces sobre la ubicación actual del novio. Ahora, la pregunta obvia es, ¿porque esto funciona tan bien? ¿Hasta que punto hay un grado de identificación? La pregunta no es menor, puesto que algunas de las situaciones son realmente rebuscadas y francamente imposibles, pero ese no es el punto: es la sensación de destrucción que resulta tras una noche turbulenta, el ir como detectives reconstruyendo la noche, lo que provoca un cierto grado de simpatía por los espectadores. ¿A quien no le ha pasado? Esa es la pregunta. Por otro lado, la comedia está bien manejada, creo que en dos o tres escena literalmente lloré de la risa, y si una comedia puede lograr eso, entonces ha cumplido con creces su rol en el universo. La crítica señalaba que es un poco subida de tono: lo es, pero creo que en un grado manejable, el adecuado para darle un sabor más interesante a la película sin llegar a abrumar.

Good old classic.

Por otro lado, los personajes son realmente memorables, el trío de amigos es una manga de idiotas desesperados y resacosos pero al mismo tiempo, logran ganarse el cariño del público: Phil es el tipo simpático y racional que parece tomarse el asunto con más calma; mientras que Stu pierde el control pues no acostumbra a semejantes andanzas, por lo que todos deseamos que al final de la película finalmente logre liberarse del estilo de vida que lleva (y finalmente, lo logra). Por supuesto, quien se lleva todos los premios es el extravagante hermano de la novia, Alan, quien a medida que avanza la película revela saber bastante más de lo que parecía en un principio. Es, sin duda, una caja de sorpresas que poco a poco se manifiesta como el mejor personaje de la saga. El novio... bueno, el novio casi no aparece y tiene un rol menor en esta y en la segunda parte, no es un personaje que merezca demasiada mención. Por otro lado, la sarta de extras que van apareciendo a medida que la película avanza también es realmente notable, especialmente Leslie Show, el chino encerrado en la parte trasera del auto y quien resulta ser además líder de la mafia local. En general, esto permite un buen desarrollo de la película, con cierta originalidad y frescura, con algunos clichés bien utilizados, con unos momentos desagradables pero irrisorios de la mano del trío de amigos, y que sin duda la han convertido en un clásico de la comedia norteamericana de nuestro tiempo.

Quizás sea chacabana, quizás simplona, pero, ¿quien pide más que eso en una comedia? El que espera una crítica social a las despedidas de solteros, pues no es lo que va a encontrar. Es ágil, es entretenida, tiene un par de gags realmente jocosos, y en general, tiene un aire satisfactorio de "nos mandamos el cag*zo del siglo e igual pudimos triunfar al final", que es más o menos la sensación que queda después de una noche rara de parrandas. Primero, viene el sentimiento de culpa por la amnesia, pero a medida de que la tarde avanza y hay amigos con que reirse de la situación, pues todo es genial. Por eso, la secuencia de los créditos donde el cuarteto de chiflados ve las fotos de la noche anterior es el broche de oro para una comedia realmente genial. Insisto, no es una obra maestra del intelecto humano y sin duda que podría atacarse por hartos lados, pero en lo que a comedias se refiere, si son capaces de hacerme reir, pues no hay mucho más que pedirles. Recomendada especialmente para quienes quieran ver una película con cerveza y amigos, es una buena inversión sino eres constitucionalista, te llamas Sanz y además lloras por chistes de doble sentido. Así es, este es un easter egg que puse para ver si Ignacio Sanz efectivamente lee las reviews. Te pille, maldito infeliz, estoy seguro que comentas siempre sin haber leído nada. ¿QUIEN RÍE AHORA? ¡MUAJAJAJAJA!... Tengo problemas. Como sea, le doy un 9/10, y pasemos a la secuela.

The Hangover II
El sindrome "Mi Pobre Angelito II" es fuerte en esta.

Título Latino: ¿Que Paso Ayer? Parte II
Año: 2011
Director: Todd Phillips

Ah, el síndrome Mi Pobre Angelito II, ¿quién diría que casi dos decadas después sería replicado? Los lectores más fervorosos del blog (...¿hay lectores?...) recordarán mi famosa review de la saga de películas del niño que queda solo en su casa a enfrentar a una pandilla de ladrones. (Sino, pueden leerla aquí). El síndrome Mi Pobre Angelito II consiste básicamente en tomar misma trama que funcionó tan bien en la primera parte, y pegarla en la segunda, que ocurre en otra ciudad. Sin alterar nada, sin modificar más que aquello que lo necesario para que funcione en la nueva localización. Principios, mitad, final, y todos los gags, todos reiterados una y doscientas veces. Ni siquiera es limitarse a imitar el concepto, e básicamente implantar la estructura de la película original e implantarla en la segunda. Bueno, después de tantos años, encontré un claro ejemplo del síndrome "Mi Pobre Angelito II"... ¡The Hangover II! ¡Es la misma película! ¡EXACTAMENTE LA MISMA PELÍCULA! Pero expliquemos para que se hagan la idea: El film inicia con el mismo jocoso inicia "No wedding?", "A bit worse than that", para luego introducirnos a que sucedió exactamente: Tras abandonar a su molesta novia de la primera parte, Stu decide casarse con su nueva novia tailandesa, y por lo cual, invita a su grupo de amigos a Tailandia a celebrar con él. Sin embargo, Stu es un hombre cuidadoso y decide no confiar en sus partners de aventuras y sencillamente, los invita a tomar unas cervezas en la playa junto con el hermano de la novia, Teddy. ¿Que puede salir mal en eso, en una noche sana de convivencia y amistad?

Pues... todo. Tras una extraña secuencia, Stu, Phil y Alan despierta en un lugar desconocidos para ellos:  un motel en medio de Bangkok, la capital de Tailandia, a varios kilómetros de su localización actual, y sin recordar absolutamente nada de la noche anterior. Y la situación es incluso más desastrosa que la vez anterior: Stu aparece con un tatuaje en el rostro, Alan ahora está pelado y por alguna razón, Chow, el chino de la película anterior, aparece desnudo en su misma habitación. ¡Y muere a los segundos de una sobredosis de cocaína! Pero lo peor ocurre cuando descubren que Teddy no está y solo hay un dedo suyo en un vaso. ¡Y eso es un problema, considerando que es el niño es un prodigio del violín!.¿Y Doug, el novio de la película anterior? ¡Sorpresa! ¡El se encuentra bien, en el lugar de la boda! Esta película imitó tanto a la anterior que incluso lograron que Doug no integrara nuevamente al trío de ebrios, de una forma demasiado conveniente para mi gusto. Por supuesto, tenemos nuestro animal de turno, quien esta vez es un simio mayordomo que los meterá nuevamente con problemas con la mafia. En fin, ¿que sigue después? Pues lo mismo que en la anterior: debemos reconstruir la noche anterior de modo de encontrar al miembro del grupo perdido, descubriendo de paso que cosas absolutamente enfermas hicieron mientras se hallaban ebrios. Y créanme, cuando digo cosas enfermas, no son nada comparada con la anterior: son 10 veces más enferma, algunas incluso exageradamente desagradables. No quiero contarles que hizo Stu, pero... Dios.


A pesar de algunos chistes que traspasan una línea que la anterior apenas se habido a tocar... es una película muy jocosa. Sí, repite exactamente los mismos chistes que en la anterior, incluso el rol de Alan es exactamente el mismo. La conclusión es prácticamente la misma, la manera en que lo descubren también, y sin embargo, ¡esto sigue siendo gracioso! No estoy seguro porque, pero es una pregunta que me plantee en el pasado respecto a Mi Pobre Angelito II. Son las mismas bromas, ¡pero aun son chistosas! La verdad, no es extraño que lo sean, después de todo, la gente se ríe una y otra vez con los mismos sketchs del Club de la Comedia, o con los mismos Memes reciclados, una, y dos, y trescientas ochenta y cuatro mil millones de veces (si, hay un límite, por favor, córtenla con el "You Don't Say" the Nicolas Cage, jamás fue gracioso y jamás lo será). Por lo tanto, repetir la estructura de la película y llevarla a un mayor extremo, de algún modo... ¡funciona! Es cierto, es frustrante ya saber exactamente que sigue después en cada momento, pero aun así, la película logra sacar carcajadas, y supongo que ese es su rol principal. No veo porque debería exigirle algo más que eso. Quizás es porque los personajes son entrañables, es después de todo la conclusión a la que habíamos llegado en la primera entrega, no nos importa verlos tener la misma aventura, una o dos, incluso una tercera vez (Sí, el otro año sale la tercera parte). No entiendo, eso sí, porque repitieron a Mike Tyson en un cameo absolutamente innecesario, aunque jocoso en su manera.

Como ya adelantaba, algunos chistes son un poco extremadamente desagradables, pero son apenas detalles puntuales, y en general, no alcanzan a mancillar demasiado la película. De todos modos, no puedo negar que a diferencia de la primera, este film no se haya atrevido a tomar absolutamente ningún riesgo más que introducir bromas sobre desnudos frontales y sodomía. Después de todo, las noches de ebrios son impredecibles y el día siguiente incluso más, ¿porque la película no se atrevió a innovar? No estoy seguro, será graciosa, tendrá el final que todos esperábamos con las fotos del Hangover de turno, pero no deja de ser extremadamente poco original. Mi recomendación es que si te gusto la primera, veas esta sin demasiadas pretensiones. Te vas a reir, vas a tener unos cuantos buenos momentos, pero no es nada revolucionario y al final quizás resulta incluso un poco olvidable. Yo le doy un 6.5/10, y ahora, anuncio que volvemos el 1 de octubre. ¿Porqué? Les tengo una buena sorpresa preparada, pero no quiero adelantar nada. Mientras tanto... Sanz, segunda oportunidad, sé que no lees esto así que puedo señalar que eres un maldito constitucionalista que usa 3 destacadores para marcar sus apuntes. ¿¡Quien hace eso?! Como sea, sí lees esto y replicas, significa que leíste la review. Sino, habré probado mi punto.

Atentamente
Farfaramir

3 comentarios:

  1. Me tienes que acompañar a ver la 3... en verdad aunque es bien obvia y absurda, es de las mejores comedias que he visto xD no han superado lo que me rei con mi pobre angelito, y cuidado un bebe suelto pero me gustaaan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, obvio que sí xDDD! Si estaba revisando información, creo que la están filmando ahora

      Eliminar