lunes, 17 de septiembre de 2012

Ogu y Mampato en Rapa Nui

Estimados Lectores:

Comenzó el 18... Lo que significa que es hora  de... ¡CINE CHILENO! (Buuuuuuh, buuuuuuh, ¡Te vendiste a los hipster! ¿para cuando la review de The Amazing SpiderMan?). Tranquilos, tranquilos, sé lo que la mayoría de ustedes piensa del cine chileno: es una basura. Y por regla general, creo que debo de estar de acuerdo, y la razón es porque nos estancamos en las mismas ideas siempre, y aquellos que se atreven a hacer cosas nuevas, no tienen presupuesto. Sin embargo, en esta semana nos concentraremos en un solo tipo de películas chilenas: cine comercial. ¡Ooooh, yeah! Nada de "En La Cama" o "Coronación" para ustedes, ¡esta semana será una maratón de basura! (Sin perjuicio de que si me quedo sin material, tendré que ver Machuca, lo que provocará la ira de muchos de ustedes). En fin, ¿y que mejor película para comenzar esta semana que un clas... (mmm, clásico no es la palabra... ¿quizás... intento? ¿Fracaso? ¿Apreciamos lo que intentaron hacer?...) Como sea... ¡Mampato y Ogu, Damas y Caballeros!

¿Esas son nuestras voces? 

Título: Ogu y Mampato en Rapanui
Año: 2002
Director: Alejandro Rojas

Antes de empezar, quiero aclarar que junto con Asterix, las aventuras de Mampato eran mis favoritas cuando era niño. Y no era para menos: la posibilidad de viajar en el tiempo daba opción para un sin fin de aventuras, donde Themo Lobos (que en paz descanse, maestro) transportaba a Mampato, Ogu y Rena (ya me referiré a ella brevemente) tenían aventuras en la prehistoria, en el Far West, ¡incluso en la Independencia de Chile! (Uno de los mejores comics de todos). Era un comic de aventuras, que a pesar de tener un niño como protagonista, no perdía la oportunidad para ser sádico: ¿Cuantos cráneos y huesos rotos dejo Ogu durante sus aventuras? ¿Cuantos villanos de turno tuvieron muertes horribles durante el comic? De hecho, aun tengo escalofríos al pensar de que le habrá sucedido a los villanos de la aventura de Mampato en el Congo (ni para que decir el pobre sujeto que es devorado por los cocodrilos). En suma: era un comic para niños con todo lo que nos gustaba, pero tratándonos como adultos. Mampato corría verdadero peligro, incluso un par de veces lo dimos por muerto (en el Far West, en Bromisnar en Bagdad, en La Corte del Rey Arturo... ¡En realidad, en cada comic existente!). Era aventura a su máxima expresión, y aun así sin llegar a ser un comic obscuro, y eso lo hacía único. Quizás fue esa la razón por la que sospeche desde un principio que este no sería un tan buen intento... O quizás era el hecho de que la animación en Chile no es tan avanzada. O quizás porque sospechaba de que no existían dobladores en Chile capaces de tomar el encanto de Ogu en la pantalla grande... Como sea, démosle.

Para la adaptación, se eligió uno de los comics que menos me gustaba cuando era chico: Mampato en Rapanui. No comparto la decisión, aunque entiendo el motivo: si pensábamos exportar la película, necesitábamos mostrarla como un producto chileno en toda su expresión. Por supuesto, siempre creí que un comic que se vería espectacular en la pantalla grande sería "Rena en el Siglo Cuarenta", o "La Amenaza Amarilla" (ambas aventuras en el futuro post apocalíptico donde Chile es el último país que no ha sucumbido a las horrendas mutaciones que arrasan todo el planeta... Y decían que este comic era para niños), pero supongo que una aventura que introduzca con Ogu el cavernícola era más adecuada. Como sea, un narrador de radio brevemente como Mampato obtuvo el Cinto Espacio Temporal, que le permite viajar por el tiempo para aterrizar inmediatamente en nuestra nueva aventura: Después de que el papá de Mampato arribe a casa con una reliquia pascuense 3D, Mampato siente curiosidad por descubrir de que manera los Rapanuis lograban mover los Moais a su posición actual. Tras leer en Terra sobre la isla (Esta película necesitó una buena cantidad de publicidad descarada para financiarse, que vergüenza... Ahora, esperen un momento que voy a tomar una Coca Cola Zero. Mismo sabor, menos calorías!), decide ir a buscar a Ogu, su viejo compañero de aventuras quien no fue introducido en la narración inicial. Eso me llevaba a preguntarme: ¿Porque entonces no hicimos una adaptación de "Kilikilis y Golagolas", el primer cómic de Themo Lobos? (Para el que jamás haya leído el comic debo sonar como un pobre idiota). Tras una secuencia sacada directamente del comic con una bizarra crítica a la religión, ambos amigos parten muchos años al pasado (que técnicamente ahora es el futuro...) hacia Isla de Pascua.

Disculpen, ¿es este el cast para Camino Hacia El Dorado?

Goku y Mampato aterrizan exactamente donde están los Moais, para encontrarse con Lylo Marama, una joven pascuense que teme a Ogu por considerarlo un Aku-aku, un demonio Rapa Nui. (Acá es donde explico que en ningún comic se han complicado en solucionar el problema del idioma, básicamente la gente de todo el planeta habla español). Allí, son introducidos a la cultura y pueblo de Rapa Nui, y al mismo tiempo, al conflicto de la época: Los Rapa Nui están divididos desde que el gran Ariki, su líder espiritual, utiliza el poder de la isla, el Mana, para sus propios fines (a su defensa, el comic explicaba bastante bien este montón de nombres, en la película muchas veces son palabras alternadas a pito de nada). Todo esto ocurre en el contexto de un ritual Rapa Nui que implica atrapar un huevo, el que desencadenará una serie de acontecimientos que llevarán a una revolución final del pueblo mapuche contra su malvado opresor. Mencionar brevemente también que Mampato pierde su cinto espacio temporal (cuando no), y entre los mínimos cambios respecto del Comic, los Araki parecían en total una raza malvada, acá existe uno bueno, otro personaje genérico y plano. (Un detalle en el que no quiero ahondar es que los extras de esta película son realmente detestables).

Quiero empezar explicando mi problema con esta película, y que es al mismo tiempo una de sus mayores virtudes: el paisaje. ¡Dios santo, el paisaje está hecho de forma espectacular! Los campos de Rapa Nui, las canteras, el pasado de Ogu, ¡incluso la casa de Mampato! Todo es un enorme trabajo, incluso con un par de secuencias 3D (innecesarias), que alcanza su mayor expresión en el momento en que Mampato utiliza el Cinto Espacio Temporal... Es una secuencia suprema. Nadie pensaría cuando se anunció la película que el efecto especial de esa escena (que siempre tomaba un cuadro en el comic) podría salirles tan espectacular. ¿Como es eso un problema, dirán ustedes? La razón es obvia: el dibujo de los personajes y la acción. Es mala, realmente mala, pero el hecho de que los el paisaje sea tan espectacular simplemente incrementa este hecho. Ogu y Mampato son muy similares al Comic, supongo que no me quejo tanto, tampoco Marama, pero el resto de los personajes son dibujados de forma horrible y genérica. ¿Donde se nota más esto? En el gran Ariki, nuestro villano de turno. En el comic, Themo Lobos logró transformarlo en un villano con clase, y al mismo tiempo muy misterioso, muy recatado pero muy poderoso, ¡era el mismo demonio, pero sin llegar a ser un alaraco! En la película, en cambio, es simplemente ridículo, parece sacado directamente de Camino Hacia El Dorado... En una versión más infantil. Como sea, la animación es mala en general ¡la película tiene buenas tomas! ¿Las rocas cayendo del cielo, el cinto espacio? Y... ¿Saben lo que creo? Creo que entregaron las diferentes escenas a diferentes animadores, y por eso quedo esta ensalada tan extraña. 


Miren, diran que soy injusto con una película chilena con no excesivo presupuesto, pero justamente si no hay tanto presupuesto, ¿porque gastarlo en escenas 3D? ¿Es necesario que la familia de Mampato, que en su versión en la película parece salido de un comercial de Segurito, tenga unos movimientos tan torpes, cuando en la misma escena TENEMOS UNA PELOTA DE FUTBOL 3D? ¿No podríamos haber gastado más dinero en las sombras de los rostros de los personajes? ¿Es que habían 800 soles sobre la isla que ningún personaje tiene sombras en la cara? Y me da pena, porque esto básicamente tira muy para abajo las película, siendo que la historia es bastante fiel al cómic, con algunas modificaciones que me agradaron (como Mampato viviendo en la época actual con Internet...), ¡incluso se preocuparon de que Ogu conservará el garrote de metal que obtuvo en La Corte del Rey Arturo! (Garrote que dura solo 3 o 4 comics, por lo cual es significativo). Es decir, noto un esfuerzo verdadero por hacer esto una buena película, pero siento que parte del esfuerzo se pierde por estos detalles. Por otro lado, las voces no son malas, de hecho, quedé gratamente sorprendido en general, especialmente con las voces de Ogu y Mampato, a pesar de que los diálogos en sí mismo a veces sean un poco ridículo (especialmente de los Rapa Nui), sin mencionar que no siempre las voces calzan con los movimientos de la boca. Como sea, detalles menores. Sobre la historia misma, no se si habría que agregar mucho, yo siempre la consideré una de las más aburridas de todas.

En suma, lo considero un noble intento, uno muy bueno, sin embargo, cae en detalles que no sabría atribuir exactamente a problemas de presupuesto, sino más bien de falta de experiencia. Es siempre tentador, incluso en las películas a gran escala, incluir enormes efectos especiales aun cuando desencajen con el resto del film (cof, cof... The Last Airbender, cof, cof... El Maestro de las escenas para el trailer). Mas, no quiero ser injusto. La música es buena, lograron captar parte de la esencia de Mampato (a pesar de ser más infantil de lo que ya era), Ogu y Mampato siguen siendo ellos mismos, muy presentes. Digo, incluso los "Akarrú!" y "Mampato, amigo mío de mí" sonaron bastante bien. Por otro lado, quizás logré que alguien se interese por la cultura Rapa Nui (a pesar de que la película introduce algunas dudosas tradiciones), y por leer el resto de las aventuras de Mampato. Y a su favor, se preocuparon de que los fans del comic dijeran al final del día "esto es Ogu y Mampato". Creo que no deberíamos pedirle más que eso. Objetivamente, debería darle un 6/10, sin embargo, por el difunto Themo Lobos y el esfuerzo detrás (y porque Rena está controlando telepáticamente desde el futuro) le pondré un 7/10. ¡Ahora, nosotros tenemos muchas películas chilenas que ver! La buena noticia es que la mitad no es de Nicolás López. La mala noticia es que la otra mitad sí lo es...

Atentamente,
Farfaramir, amigo mío de mí. 

2 comentarios:

  1. Hijo de la canina, cara de chuky, tu eres basura xd, con tu mierda de ''mamapato'', metete el mono en la raja o donde te caiga mejor. Chupa el FALO.

    ResponderEliminar