viernes, 21 de septiembre de 2012

Que Pena Tu Vida (I-II)

Estimados Lectores:

Por primera vez en el blog tenemos el honor de entrar en la mente de fantasía de Nicolás López. ¡Bienvenido, señor director! Quizás mucho de ustedes no lo sepan, pero si existe un cineasta odiado dentro del círculo hipster nacional de "cinéfilos", porque otorga "una imagen deformada de la sociedad chilena", ese es Nicolás López. De hecho, ¡es cierto, es una imagen deformada! Ahora le pregunta es... ¿Importa demasiado? La verdad es que siento que cuando alguien se enfurece por la mención de su nombre, es más bien porque tiene un relativo éxito dentro de la taquilla. Relativo, dentro de lo que es Chile. Pero en cinebasura el bar cinéfilo de Farfaramir no nos importa esto y vamos a lo objetivo: si, las películas son malonas, pero por alguna razón que desconozco, se pueden disfrutar. ¿Gusto Culpable? ¿Punto Y? ¿Quizás la vi ebrio y me cegaron de los realmente malas que eran? ¡Entra para descubrirlo! (Pista... lo más probable es que sea la tercera opción). 

¡Oh, no! ¡No hablan del 73! ¡Rápido, al congreso para detener esta abominación!


Título Original: Que Pena Tu Vida
Año: 2011
Director: Nicolás López

Que Pena Tu Vida nos sumerge en la vida de Javier Fernández, un fracasado publicista y el peor protagonista concebible para una película, que nos cuenta una copia barata de 500 Days Of Summer. ¿En serio, creyerón que no nos daríamos cuenta? conmovedora y única historia de amor y desilusión desde la perspectiva de las redes sociales. Viviendo con sus jocosos y mega liberales padres, Javier se declara a Sofía, el amor de su vida, recibiendo en respuesta una de las respuestas más peculiares que se puede recibir a una declaración de amor: "Me Caes Bien". ¿Cual es la reacción madura de Javier? Pues básicamente como hombre maduro de 29 años a cuestas, decide seguir con su vida y aprender el valor de los tropiezos... Nah, eso no sucede, tiene la reacción más infantil concebible, enloquece y por supuesto su vida comienza poco a poco a irse al carajo, arrastrando consigo a su mejor amiga, Ángela (intrepretado por la cantante Andrea Velasco) a un círculo obscuro donde poco a poco pasa de ser un tipo relativamente pesado a un verdadero psicópata, situación que no mejora demasiado cuando descubre que Sofía ha entablado una nueva relación con alguien más (llevando a una jocoso escena donde Javier agarra a cachuchazos el auto del nuevo novio). A medida que estos acontecimientos se desarrollan, descubrimos que en realidad Javier es un tipo inseguro y que nadie tiene como idea como es que tuvo alguna vez una opción con Sofía.

¿Y de que trata de ahí en adelante la película? (Porque aquí llevamos tan solo 15 minutos). Pues... de situaciones. Que Javier sale para un bar y se aburre, que Javier pierde el trabajo, que Javier termina compartiendo departamento con un heteresexual no tan heterosexual (llamado Nicolás Martínez, lejos el mejor personaje de toda la saga y el que realmente me sacó carcajadas en ambas películas), que la amiga debe ir a rescatarlo a un evento... Ya saben, una película que no se trata de nada más que de ver al pobre Javier sufrir una y otra vez. Todo intenta linearse a través de "las redes sociales" mostrando subtítulos de lo que va sucediendo simultáneamente en twitter, en facebook, con letras de mensajes de texto apareciendo sobre la pantalla, y que los personajes se bloquean pérfiles, etc..., pero saben, jamás me compré mucho este asunto de que esta película intenta mostrar "la realidad de las redes sociales" (a mi gusto, la segunda parte acierta bastante más en este punto, aunque no trata de exagerarlo tanto como su predecesora), que fue la pomada que nos vendían cuando la película salió por primera vez. Al mismo tiempo, la película intenta ser una narración a futuro (ya que todos los personajes involucrados van dando su testimonio...), lo cual realmente tampoco me pareció muy necesario, y que gracias a Dios también fue tachado en la segunda parte (ven, el señor López aprende a medida que avanza la vida). Javier va dándose cuenta poco a poco que no puede seguir enganchado a una mujer que solo le trae sufrimiento y todos aprendemos la gran lección de la tarde que es...


Pues ninguna. En realidad, el salto hacia el feliz desenlace solo nos demuestra que "una vez que el amor de tu vida te ha escupido suficientemente en la cara, ¿porque no mirar al lado y quedarte con la amiga?". No es una gran lección, pero admito que lo he visto suceder en la vida real, concedo el punto. Ahora, vamos a lo importante: esto es una comedia. ¿Hace reir? Pues fíjense que sí, me reí bastante con "las situaciones", en general, con las intervenciones de personajes diversos al protagonista (de verdad, que personaje más insoportable), partiendo por el jocoso Nicolás Martínez a los padres de Javier que ni se inmutan con ver a su hijo despertando en la cama con una total desconocida. Las líneas son bien cliche y melosas, por así decirlo, pero tienen su encanto. Sin embargo, mi contradicción con la película es lo telesérica que se pone a ratos: lo sé, las comedias románticas tienen que tener cierto drama, pero a veces se les pasa la cuenta, y este es un buen exponente de ello. La comedia y el drama no están tan bien equilibrados, así que a ratos los chistes parecen fuera de lugar o el "drama" (que en realidad, es la pataleta de un adulto que no quiere madurar) cae como un balde de agua fría. Quizás no de forma tan abrumadora como en la segunda parte (ya llegaremos a eso), pero sí puede ser molesto a ratos.

En general, las actuaciones no son malas, aunque no me pude quitar la sensación de que eran actores chilenos diciendo líneas de películas gringas. No me malinterpreten, insisto en creer que la acusación de mostrar una realidad falsa de Chile es un poco exagerada (solo un poco), pues si muestra como funcionan los círculos chilenos de clase media alta, con sus exageraciones y preocupaciones frívolas, y eso es quizás lo que a la larga molesta. Pero una cosa es mostrar una realidad reducida con un tono cómico, y otra es tomar una línea como "Me tengo que ir... ¡Taxi, taxi!" y pegarla a la fuerza en un santiaguino. ¡Por favor, nadie en Chilito dice eso! Es por eso que estoy convencido de que Nicolás López se sentó con hartos DVDs de películas estilo "500 Días Con Ella", con un paquete de nachos, una libreta para anotar líneas, y unos pañuelos para llorar cuando Summer aparece comprometido con otro hombre ante Tom. (Maldita Perra...). En fin, pero que le voy a hacer, algunos personajes de la película son memorables, como la amiga apañadora, Andrea Velasco hace un enorme rol en ese sentido, Nicolás Martínez, etc... Pero insisto: O Nicolás López es un genio y creo a propósito al personaje más detestable de la historia de la humanidad, o Javier es un interdicto que no merecía dos secuelas. Como sea, fuera de todo lo malo dicho, es una película entretenida, y que de algún modo que no entiendo... Funciona. Como crítico furioso, le daría un 5/10, pero como espectador relajado, le doy un 6.5/10. Así de corta.

Que Pena Tu Boda


Sí, la única razón por la que vi la segunda parte fue porque este sujeto aparecía de nuevo...

Título Original: Que Pena Tu Boda
Año: 2011
Director: Nicolás López

Un año después, salió Que Pena Tu Boda, la esperada secuela a la tragicomedia de Nicolás López. Y tal como el nombre sugiere, la película trata sobre la avanzada relación de Javier y Ángela, con quien por el arte de la magia terminó aterrizando en el final de la película anterior. Tras asistir al matrimonio de uno de los amigos de Ángela (y tras otra sarta de comportamientos anti sociales de Javier), la chica se comienza a meter en la cabeza la idea del matrimonio, idea que por supuesto no fascina particularmente a Javier (especialmente tras una poco gratificante advertencia del novio de turno). Mientras tanto, nuestro héroe consigue trabajo como publicista al tiempo que se le asigna a una novata para que aprenda los gajes de los oficios. La vida parece sonreir a Javier hasta que... ¡Taraaa! Ángela queda embarazada. Por supuesto, la manera que Javier encuentra para solucionarlo es pedirle a tontas y a locas matrimonio a su novia. ¡Que lindo es el amor! Esto da lugar a otra tanda de "situaciones" que bien podrían haber dado a un enredo sin trama como en la anterior (aunque debo admitir que me reí bastante con la visita de Javier a sus futuros suegros, el papá de Angela es un personaje tan memorable que su minuto en pantalla es lejos el más genial de toda la película), sin embargo, como Javier es un idiota que no sabe apreciar lo que tiene... se manda una chambonada de proporciones con la nueva novata y poco a poco toda su vida comienza a irse al carajo. Otra vez...

No quiero arruinarles con spoilers todo lo que sigue, pero si la anterior tenía tintes de dramón venezolano, esta se sumerge en un abismo obscuro y trágico que no puedo describir. ¡Esto no es comedia! ¡Esto es desagradable, es la única forma de definirlo! No es chistoso lo que sucede a continuación, la película da un salto hacia un dimensión que no me agradó demasiado. Ojo, que como crítico objetivo no es algo malo, de hecho, excelente que el señor López se haya atrevido a darle a su guión un giro más violento, pero... ¡Dios santo, se le pasó un poco la mano! Por supuesto, todo esto degenerará en que poco a poco la "boda" se vaya al carajo. Eso sí, cuando vi el título, pensé que la ceremonia misma sería el objeto principal de la película, y la verdad esto no ocupa más de 15 segundos de pantalla... Es el camino hacia ella el objeto de la trama. Así que, siendo más exactos, deberíamos llamar a la película... ¿"Que Pena Tu Noviazgo?", "¿Que pena tu poco conveniente affair con la secretaria psicopata"? Porque caballeros, en esta ocasión la trama nos acarrea a un villano despreciable. Porque Sofìa, el centro de atención de la anterior podía ser manipuladora a ratos, pero la hija del jefe de Javier... ¡Dios santo! ¡De que retorcida película de Disney sacaron a esta bruja! Es mala, traicionera, manipuladora... Y de un corazón negro como el pozo más obscuro de odio. Me atrevo a decir que si la película tiene una gran virtud, fue en crear un personaje aun más despreciable que Javier.

La petición de matrimonio más rasca de la historia de la humanidad.

Como venía adelantando, me agrado mucho más en este el uso de las redes sociales que en Que Pena Tu Vida. No tienen tanto minutos en pantalla, pero sin duda, influyen de manera significativa en la trama, en las reacciones y emociones de los personajes, y dan un par de excelente (y perturbadoras) chistes de Nicolás Martínez, eso le reconozco a la película. Tengo dos grandes peros con esta película, eso sí: primero, lo obscuro de la trama no solo le hace mucho daño a los intentos de comedia, sino que destruye cualquier empatía que en algún momento sentí por los personajes. Digo, Javier antes era estúpido; pero al menos poseía cierta ingenuidad que te hacía decir "aw, pobre imbécil, no sabía que hacer", y en el fondo, te alegrabas con sus pequeñas victorias. Aquí... aquí realmente desee que el pobre infeliz se quedara solo por siempre. Y esto nos lleva al gran segundo problema de la película: La lección que nos deja es horrorosa. Digo, la película se pasea por los intentos de Javier por arreglar las cosas, algunos muy legítimos, pero todos ellos fracasados, pues claro, nadie esperaría que Ángela lo perdonara. ¿Y como se arregla todo al final, después de que teníamos establecido de que la relación ya estaba muerta? ¡CON SEXO! Claro, puede ser jocoso, pero después de toda la obscuridad, traiciones, canalladas y otro pelotón de etcéteras, ¿no es como la peor moraleja del mundo? "No intentes nada, de todos modos cuando te acuestes con ella todo se va a arreglar". ¿QUE CLASE DE HISTORIA ES ESTA? No es una historia de superación ni aprender sobre uno mismo ni las relaciones en pareja... ¡Es solo gratuidad en su máxima expresión!

¡Y eso no es lo peor! Lo peor es que la escena climax de la película, donde Ángela descubre la infidelidad de Javier, ocurre exactamente después de que Ángela le fue infiel a este... ¡Y NADIE... DICE... NADA! ¿Que pasó, sencillamente se olvidaron de que esa escena estuva cuando editaron la película? No me sorprende, de todos modos, menos de un año para armar una película no da para mucho más. En fin, en suma, creo que si tengo que elegir entre la primera y la segunda, me quedo con la primera. Al menos, esta aspira a ser una comedia liviana sin mayores pretenciones que sacar una sonrisa y alegrarnos con un final sacado del sombrero del mago; esta... Esta es desagradable. Y eso que me reí más con esta que con la anterior (La línea "Disculpen yo... me tengo que ir... eeem... me tengo que ir a la mierda" es lejos el momento más súblime de las dos entregas), pero una comedia no puede pretender sumergirnos en este tanda de tropiezos y creer que saldremos con una sonrisa. Yo le doy un 5/10... ¿Y por otro lado, a que vino la escena del baile? ¡Eso no tuvo absolutamente ningún sentido! Aun lo intento descifrar... Como sea, al final, ¿porque pegan tanto estas películas? Por la misma razón que pega cualquier historia con anti héroes: a pesar de sus falencias, no queremos verlos sufrir ni perder al final. A pesar de que Javier sea un idiota, imbécil, estúpido, zanahoria, cabeza de cebolla, desconsiderado, etc..., si queremos que al final todo se arregle con una varita mágica. Eso me lleva a preguntarme, ¿que desgracia nos trae preparado "Que Pena Tu Familia"? La verdad, prefiero pasar de esa, al menos hasta que salga en el Mega con comerciales de Savory de fondo. 

Atentamente
Farfaramir... que pena tu blog.

6 comentarios:

  1. wn, Que pena tu boda es muchisimoo mas pelicula pelicula por asi decirlo que Que pena tu vida, la primera es buena y todo pero podria pasar como un proyecto de un estudiante de cuarto medio, Que pena tu boda es muchisima mas compleja en su realizacion, definitivamente una de las mejores peliculas chilenas...igual me senti bien con la review porque pense que solo yo habia notado el parecido entre Que Pena tu Vida y 500 Days of Summer jajajajaja y si...Summer es una perra :( jajajajajajjajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedes estar hablando en serio...

      Eliminar
    2. No te sorprendas Faramir, en las tierras de Internet los Troll visten piel de cordero

      Eliminar
  2. comparar ambas peliculas la verdad nunca se me habia imaginado pero ................ holly shits es cierto. Summer tiene de perra lo que mi ex. ajajajaja ........

    Josephs.

    ResponderEliminar
  3. Por otro lado no busques un mensaje de superación, si quisieras ver eso ve una linda película Hollywoodense y listo encontraras todo el positivismo existente y la hipocresía necesaria para dar a una película un final de cuento de hadas......

    Josephs

    ResponderEliminar
  4. y es cierto lo de la canción llega altamente no tiene sentido en la historia .............
    Josephs

    ResponderEliminar