martes, 12 de enero de 2016

Escalofríos

Estimados Lectores:

Olvidémonos por un rato de nuestro pequeños y accidentados cinco minutos de fama de hace unos días y hablemos de los que nos ha reunido desde el principio en esta pocilga en llamas: ver películas basura que a nadie le importan. La elegida de hoy es un modesto estreno del año 2015, Escalofríos, película tributo a la obra del autor de terror R.L Stine y protagonizada por Jack Black. Ahora, seré el primero en admitir que en cuanto programas de televisión, en mi infancia veía más "¿Le Temes a la Oscuridad?" que "Escalofríos" (en algún punto vi bastante Cuentos de la Cripta), lo cual en perspectiva es una decisión de la que me arrepiento, pero si leía los libros de R.L. Stine: puedo opinar con un poco de base. Dicho esto, ¿qué tal se sostiene este pequeño tributo a la clásica serie de terror?

El otro día abrí un libro y se liberaron un millón de fans de López


Título Original: Goosebumps
Año: 2015
Director: Rob Letterman

Zach Cooper se acaba de mudar a un nuevo vecindario con su madre, quien ha sido asignada como nueva sub directora de una escuela del lugar a donde irá Zach. El adolescente está pasando por un período difícil pues su padre acaba de morir y se ha encerrado en sí mismo para evitar el dolor, pero su vida toma un rumbo inesperado cuando conoce a su nueva vecina, Hannah (Odeya Rush) y a su misterioso padre, R.L. Stine (Jack Back) quienes ocultan un extraño secreto en su casa. Y cuando todos los monstruos de los libros de R.L Stine queden liberados, Zach, Hannah, el señor Stine y su amigo Champ son los únicos capaces de detener la inminente catástrofe desatada por un muñeco de ventrílocuo maligno.

Goosebumps es la clásica película de que por más que la explique, va a sonar mal en el papel. "Hola, soy Farfaramir, y vengo a hablarles de Escalofríos donde Jack Black interpreta a R.L. St... ¿Esperen? ¡A dónde van!". Y quizás en parte esos temores sean acertados, pero si voy a ser justo, yo debo admitir que, al menos, no me aburrí en ningún momento de las casi dos horas de duración de esta cosa, y que me intrigó lo suficiente para que en ciertas escenas me preguntara "ooooh, ¿como irán a salir de esta?". Mi diagnóstico es: alguien en las altas cúpulas del estudio pidió esta rarísima idea de readaptar todos los cuentos de R.L. Stine en una sola película. Lo ideal sería no hacerlo, pero ya que el proyecto va sí o sí, los encargados del mismo decidieron al menos ponerle un poco de cariño y esfuerzo.


Esta idea queda claramente representada en la elección de Jack Black como R.L. Stine. Digo... ¿Jack Black? ¿JACK BLACK? No se equivoquen, adoro la música de Tenacious D y hace un mes expliqué porque The Pick of Destiny era una de mis películas favoritas de la historia, ¡pero Jack Black! ¡¿Quién pensó en esta idea?! Es imposible ver Goosebumps y no esperar que R.L. Stine de pronto saque una guitarra eléctrica y chille "RIIIIDE THE TIGEEEER". Y sin embargo, ¡se nota que Jack Black está comprometido con el proyecto y no viene simplemente a cobrar un cheque más! No hará al mejor R.L. Stine de la historia, pero si a un personaje divertido, interesante y un tanto misterioso a ratos. ¿Perfecto? No, pero dentro de lo que obtuvimos, no está mal.

Los demás protagonistas no me molestaron, se agradece que Zach Cooper no sea tu estereotipo niño nuevo a quien le hacen bulling sin mayor razón de que es el protagonista, no hay ninguna escena en que un grupo de chicos altos tome su mochila y diga, "¿qué es esto, Farfaramir? ¡Uuuuy, el chico nuevo trajo el Hobbit a la escuela!", "¡Déjalo, es un regalo de mi bisabuelo!" y procedan a poner su cabeza en el excusado y tirar la cad... ¿De qué estábamos hablando? ¡Cierto, Zach! Buen protagonista, esta clase de películas suelen hacer a estos personajes insoportables, pero Zach es una buena excepción. Sus dos amigos... Eh. No lo peor del mundo, pero pude haber vivido sin ellos.

¿Pero qué tal los monstruos y criaturas de R.L. Stine? Pues aunque hay algunos vergüenza ajena y otros entretenidos, en conjunto funcionan porque están unidos por un gran villano: Slappy, interpretado también por Jack Black y quien también fue el antagonista principal en varias historias de R.L. Stine. No es demasiado terrorífico, quizás debieron haber más escenas donde no lo viéramos moverse en cámara, pero si un digno adversario y que da lugar a los mejores momentos de la película, particularmente en la casa de los espejos.


Los demás varían, siento que la película habría subido bastante de nivel si los monstruos no fueran tan computarizados (Slappy no lo es y el resultado es genial) o caricaturescos, pero al mismo tiempo, deduzco que no es algo derivado de presupuesto sino de una elección de estilo para Goosebumps. La película decide que las creaciones de pesadilla de R.L. Stine parezcan monstruos de videojuegos para niños, porque los libros mismos eran para jóvenes, y hay que apelar a las nuevas generaciones para que se entusiasmen a leer los libros originales. No habría sido mi primera elección, pero lo apruebo, de hecho, incluso me dieron ganas de re-buscar las historias de Slappy y echarles un vistazo.

En suma, mi opinión es que es una película a la que darle una oportunidad. No es demasiado pretenciosa, pero tampoco mediocre: hace lo que tiene que hacer, y lo hace bien. ¿Tiene problemas? Sí, además de los ya mencionados hay harto chiste vergüenza ajena de mano de Champ, y la conclusión de la trama de uno de los personajes que había sido desarrollada con gran cuidado e inteligencia durante la película se soluciona de forma demasiado gratuita, pero fuera de eso, no me arrepiento de haberle prestado mi tiempo.

Atentamente,
Farfaramir, vuelto desde la muerte

Posdata: Nada personal, pero a cierto punto deje de leer los comentarios de la nota infame. Demasiados y muy largos, y tengo cosas más importantes que hacer como llorar en la tina y ver Paul Blart: Mall Cop 2. 

1 comentario:

  1. Idiota escalofrios es para mi la segunda mejor pelicula del 2015

    ResponderEliminar