miércoles, 13 de enero de 2016

The Peanuts Movie (...y un Breve Repaso a Charlie Brown)

Estimados Lectores:

Voy a hacer dos confesiones, y probablemente querrán lincharme tras leer la primera, ¡pero inmediatamente se arreglará con la segunda, lo prometo! (Y de todos modos, no es como que no ya haya sobrevivido a un linchamiento esta semana). Acá va: nunca vi ningún especial ni película de Charlie Brown en mi vida. Quizás estaba basado en un prejuicio respecto a Snoopy figurando en loncheras, cuadernos y lapices con corazoncitos, generalmente en posesión de mis compañeros que me caían mal. Pero he aquí la segunda confesión: como preparación a esta reseña, me pegué una larga maratón de los principales especiales y películas de Charlie Brown, ¡es posible incluso que hablemos de algunos de ellos en las próximos semanas! Así que, tras entrenarme en el mundo de los Peanuts de forma violenta, ¿qué tal la versión del 2015?

Of all the Charlie Browns in the world, you're the Charlie Browniest


Antes de hablar de la película, y ya que me di el trabajo de pedir una hora con Lucy para informarme de la serie y de paso superar el trauma que me generó leer los comentarios de la nota del viernes pasado, hablemos un poco de "Peanuts", de Charlie Brown, Snoopy y sus amigos (muchas cosas que probablemente sepan, pero soy como un niño que acaba de descubrir Star Wars y lo único que quiere es explicarles a sus amigos lo fantástico que es Jabba the Hutt). 

Peanuts nace como una tira cómica diaria en blanco y negro el año 1950, de la mano de Charles M. Schulz, quien había saltado de diario en diario buscando alguien que no cancelara sus series. Bajo el nombre de Peanuts (impuesto por la agencia y que a Charles jamás le agradó) la serie narraba las desventuras de Charlie Brown, un chico no necesariamente molesto pero que, por alguna razón, no le agradaba mucho a nadie. Como pueden ver de la primera tira de la serie, el concepto no es demasiado complicado: 


La tira enganchó rápido en los lectores y al paso del tiempo, se fueron incorporando más personajes. A la tercera tira ya estaba Snoopy, y ya en dos años se había incoporado Lucy, el pianista Schroeder, el mejor amigo de Charlie "Linus" (el niño que siempre anda con una manta). Más tarde, las nuevas incorporaciones se volvieran más aisladas como Woodstock recién siendo integrado en la película "Come Home, Snoopy". En 1965, Peanuts pasaría al formato animado con "A Charlie Brown Christmas" (uno de los primeros especiales de navidad de la historia) y en 1970, obtendría su primer película con "A Boy Named Charlie Brown". 

El concepto de la serie es simple: por regla general, la historia se centra en Charlie Brown, un niño no demasiado talentoso quien, a pesar de fracasar con frecuencia en todos sus proyectos (como elevar volantines y ser bueno para el baseball), sigue intentando triunfar en ellos, ganándose normalmente la burla de sus amigos. Debo decir: el pobre Charlie la pasa bastante mal la mayoría del tiempo, y su fracaso es un tanto deprimente, ¡pero eso es lo que lo hace entretenido de ver! No porque disfrutemos de su sufrimiento, sino porque sabemos que la infancia no es rosa ni maravillosa como la pintan todos, sino con altos y bajos. Por ejemplo, los amigos de Charlie Brown pueden ser crueles, pero eso no significa que sean malvados, y los aprecias a pesar del severo bulling a que someten al pobre Charlie. Y, que al final del día, incluso cuando todo sale mal, siempre hay algo bueno que sacar del asunto.


Paralelamente, tenemos a Snoopy, quien parece tener su propia vida independiente de los demás con su máquina de escribir y contando historias. No lo sé, este concepto de un perro que escribe y es inteligente me parece un tanto sonso, ¡de seguro si Snoopy hubiese sido creado hoy, escribiría en un blog de cine y tendría aventuras raras como Samsag...!

Oh. 

Dicho esto, el lado Snoopy va más hacia el humor y la aventura, mientras que Charlie Brown atiende a problemas reales y profundos, como la soledad, el fracaso, la "depresión" (no en el término médico), o el elegir hacer el bien incluso cuando esto no necesariamente lleva al triunfo o éxito. Estos temas son tratados con mucho cuidado, y es probablemente lo que más me agrado de mi rápida revisión de la historia de Peanuts: descubrir que Charles M. Schulz sabe cuales son las problemáticas que los niños enfrentan y hacerlo ver de forma madura, de tal forma que tanto jóvenes como adultos pueden disfrutar de las historias. Ahora, Charles M. Schulz murió el año 2000, así que, ¿logra la nueva película transmitir todas estas cosas sin su creador original?

The Peanuts Movie 


Título Original: The Peanuts Movie
Año: 2015
Director: Steve Martino

Es invierno, y un nuevo desafío aparece en la miserable vida del no muy talentoso Charlie Brown: un nuevo vecino se acaba de mudar al vecindario, la chica del pelo rojo (quién ya había aparecido en otros especiales anteriores). Enamorado, y decidido a no dar la impresión de ser un perdedor ante ella, Charlie emprende una torre de proyectos y planes para ser un ganador y ganarse su amor. Mientras tanto, e inspirado en los sucesos de la vida de Charlie, Snoopy escribe una larga historia sobre sus aventuras luchando contra el Barón Rojo durante la Guerra Mundial.

Supongo que para hablar de esta película debo mencionar el elefante en la habitación: la animación digital. Cuando los primeros posters y avances de la película aparecieron, muchos estaban convencidos de que esto iba a ser un desastre, que una caricatura tan simple como Charlie Brown iba a perder su esencia en este formato. Y les digo: nunca habían estado tan equivocados. The Peanuts Movie es una de los pocos experimentos, si es que no el único, de animación digital que, basándose en alguna tira cómica o animación 2D, ha logrado captar perfectamente la esencia del material original (solo hablando del área "estética").

La animación combina perfectamente la torpeza y encanto de la original con nuevas técnicas que hacen que The Peanuts Movie sea algo nuevo pero conocido. Esto se logra introduciendo de tanto en tanto elementos de animación 2D que se sienten naturales dentro de la película, como en las expresiones de los personajes o en los recuerdos y pensamientos. Admiro mucho lo que se hizo, y que permite a los personajes sentirse como sus antiguas contrapartes, pero al mismo tiempo permitiendo que sucedan eventos que, en los 70, estaban muy limitados, particularmente en las secuencias de Snoopy.


Los personajes siguen siendo los mismos de siempre, al menos en lo que fue mi breve recorrido por la filmografía de Charlie Brown. Lucy sigue siendo una cretina (salvo cuando está en su puesto al psicólogo), Peppermint Patty sigue siendo esa enamorada incómoda de Charlie Brown, y Linus sigue teniendo esos breves momentos de genialidad y cultura que descolocan a todos. Quizás el único que sentí diferente fue a Charlie Brown, mucho más optimista y alegre que en las viejas caricaturas, pero como no he visto el desarrollo del personaje después de 1980, puede ser una impresión equivocada. Por cierto, las voces en inglés son muy buenas, excelente trabajo por los niños actores.

¿Pero que hay de la historia? Es simple, pero encantadora y muy ágil. Creo que, salvo por The Force Awakens, no recuerdo ninguna otra película donde haya estado con una sonrisa gigante durante toda la película del año pasado. En ese sentido, es muchísimo más alegre que, por ejemplo, Snoopy Come Home, pero me alegra que así lo sea. Sí, hay momentos realmente tristes, el pobre Charlie Brown necesariamente lo va a pasar muy mal buena parte de la película, pero son compensados con momentos de mucha alegría y mucho humor. Y esto no va en perjuicio de que tratemos temas serios y maduros, como el hecho que elegir el bien no siempre lleva al éxito o el aplauso de los demás. Charlie Brown tomará muchas decisiones correctas en esta película que lo llevarán al fracaso, pero eso no es necesariamente algo malo como vemos hacia el final. Esa es una lección importante.

La buena noticia es es que esta es la película de Charlie Brown más graciosa que he visto, por lejos. Los chistes son simples pero inteligentes, hay bastante humor visual combinado con referencias a películas y especiales anteriores (aunque creo que cualquiera puede disfrutar de esta película incluso sin saber de Charlie Brown). La mayoría se basa en como Charlie Brown tiene pésima suerte, pero también en como cada personaje tiene su momento de brillar, desde Lucy a Shroeder sacando su piano en los lugares más extraños, es un buen mix de chistes extremadamente graciosos y bien entregados.


¿Tiene problemas? Sí, un par, los voy a mencionar pero honestamente, no me afectaron demasiado en mi experiencia. Primero, la música. Aunque la mayor parte del soundtrack tiene un feeling muy old school, de tanto en tanto la película decide arrojar temas Pop modernos que no calzan para nada con Charlie Brown. No tiene nada que ver con si son canciones buenas o malas, es solo que se sienten fuera de lugar. Lo segundo, siento que la historia a ratos es un poco dispersa. En realidad, siempre lo ha sido con Peanuts, pero me da la impresión de que aquí nace de una falta de equilibrio entre la historia de Snoopy y la de Charlie Brown. Durante los primeros 40 minutos, las secciones de Snoopy parecen intermedios muy necesarios a la acción de Charlie y la niña del pelo rojo, pero de pronto, la película se centra exclusivamente en Snoopy y aunque es hermosamente animado y muy gracioso, buena parte estaba diciendo, "ya, ¿pero cuando volvemos con Charlie Brown?".

Pero hey, son detalles: esto es una carta de amor a Charlie Brown y sus amigos que recomiendo abiertamente ver en el cine. La animación es preciosa, la historia un tanto dispersa pero extremadamente confortante, el humor magnífico y el espíritu de las historias originales más presentes que nunca. Sea que hayas crecido o no con Charlie Brown, esta es una que recomiendo no perderse.

Atentamente, 
Farfaramir, el que no tuvo infancia

2 comentarios: