martes, 5 de julio de 2016

Zaat

Estimados Lectores:

Zaat es la mejor película sobre un hombre que se transforma a sí mismo en un pescado desde erm... ¿Sharkboy y Lava Girl? Probablemente deben estar pensando que en este momento estoy sacando películas al azar, quizás anotando en Google "película sobre mobiliario que come gente" para Death Bed o "Películas sobre samurais que ingresan a la policía de Los Ángeles" para Samurai Cop... Y estarían en lo cierto. O también estoy influenciado por la lista de peores películas de acuerdo a IMBD, donde Zaat ocupa un honroso lugar 59. ¿Pero es realmente tan mala? 

Este poster hace parecer Zaat en algo mucho más apasionante de lo que es

Título Original: Zaat
Año: 1971
Director: Don Barton

Zaat es esa película que pillarías cambiando de canales a las 3 de la mañana, y que por alguna razón que no comprendes terminas viendo hasta el final, hipnotizado por la magnífica producción que tu primo de quince años con aspiraciones de cineasta pudo haber montado. Claro, si la pillas a las 3 de la mañana, probablemente te quedes dormido antes de que si quiera salgan los títulos iniciales. También a las 2 de la tarde, con varios café, red bull y una orquesta tocando a tu lado, Zaat es el equivalente a escuchar historias de un anciano de 90 años de como en cierta ocasión intento convertir a todo el pueblo en hombres pescado.

La premisa de Zaat es simple: un hombre está obsesionado con los peces, y como el mismo quiere ser uno y CONQUISTAR EL UNIVERSO (esta es una línea real de la película). Sí, esa parte de la premisa es confusa, estoy seguro que si los pescados intentaran conquistarnos solo conseguirían que lloviera sushi. Pero bueno, este hombre utiliza una formula llamada "Zaat" para convertirse a sí mismo en un pescado y así asesinar a todos aquellos que se burlaron de él. En cambio, termina transformándose en esta criatura extraída directamente la mente de H.P. Lovecraft... ¡CONTEMPLAD!

Mátenme

¡Y es entonces cuando vemos a Zaat desarrollar su magnífico plan que consiste en caminar y caminar por el pueblo, en largas tomas de cinco a diez minutos! ¡Caminar hasta matarnos a todo del aburrimiento! Sin duda es un plan brillante.

Basta pasar unos cinco minutos contemplando Zaat para descubrir porque es tan fascinantemente mala. Lo común en una película de un monstruo de terror es que sigamos a un protagonista o a un grupo de protagonistas, mientras vemos al monstruo acechar desde las sombras. Quizás una o dos tomas del monstruo hasta revelarlo totalmente en la última toma. Zaat dice "FUCK THIS SHIT, gastamos 50 dolares en el papel mache para este traje, ¡y lo vamos a usar toda la maldita película". Zaat se transforma entonces en una suerte de Backstage de las películas de monstruos: ¿qué hace un monstruo mientras no mata gente? Bueno, pues camina y camina. Y se tropieza. Y camina más. Y va a la farmacia y toma drogas. Y luego procede a romper la farmacia, porque los verdaderos monstruos son las malditas Isapres y sus precios abusivos (?).

Como habrán ya deducido, Zaat es una película realmente muy lenta, pero es una lentitud que te mantiene realmente absorbido. Y es que hay algo realmente fascinante en ver a un pobre hombre intentar caminar con un traje de Halloween por un pueblo abandonado. Estás esperando que se tropiece y golpee en la cabeza, lo cual sucede a ratos, y estoy bastante seguro que solo olvidaron sacarlo de la mezcla final.

Créditos donde debo darlos: hay bastante tomas submarinas. Extremadamente aburridas, pero las hay.

Pero a ratos, suceden otras cosas: ocasionalmente, Zaat asesinará a alguien (no estoy realmente muy seguro como, hay un personaje que se cae al agua y al segundo siguiente está flotando boca arriba, creo que el director creía que los seres humanos somos alérgicos mar) y raptará a alguna mujer para transformarla en mujer pez. Y luego irá a romper frascos a la farmacia, ¡malditas farmacias!

La música de Zaat es hermosamente horripilante. He buscado alguna forma de describirla, y aunque el sonido que haría un teclado si el tecladista decidiera tocar el teclado con un martillo parece una descripción acertada, la más cercana sería que alguien intentara musicalizar el horrible chirrido de un computador pocos antes de explotar porque le falló un ventilador. Estoy bastante seguro que esta música contiene algún código secreto, si alguien puede descifrar el código morse detrás sería ideal.

La gente del pueblo comienza a notar que hay un pescado matando gente y decide desalojar, salvo por un grupo de hippies, en la más necesaria escena de todas, donde Zaat escucha a los músicos cantar. Y luego los músicos terminan en la cárcel mientras siguen cantando. Esta escena es absolutamente primordial para entender el plan de dominación mundial de Zaat. (?)

¡Muerte a las farmacias!
Aunque la película es extremadamente lenta, el final en sí es una verdadera montaña rusa. En cámara lenta, pero montaña rusa al final de cuentas: Zaat secuestra a su trillonésima novia tras ponerse a llorar por amor (no tengo ni idea), sostiene una épica pelea con un pobre hombre, y luego Zaat se arranca al mar con un par de balones de gas. ¡No me atraparán con vida! Pero entonces, ¡Zaat es baleado por un francotirador! Pero como todos saben, los pescados son inmunes a las balas, y Zaat logra llegar al mar, seguido por una mujer loca que se mete al mar a pesar de no ser una mujer pescado, supongo que no había presupuesto para un segundo traje. Y fin, ¡a conquistar el mundo, Zaat!

Zaat es un caso complicado: no sabría si recomendarla realmente. Por un lado, las partes que son graciosas son de las más graciosas que hayamos revisado en este especial, pero el resto del tiempo, es extremadamente aburrida y soporífera. Si van con harta energía, es probable que la película se las chupe como un malvado vampiro. Pero si están dispuestos a eso y a esperar ver los actos de vandalismo más graciosos de la historia del cine cometidos por un hombre vestido en un traje de latex, entonces Zaat es para ustedes. Nos tomaremos un pequeño break el jueves (espero) con Día de la Independencia: Regurgitando, para el sábado volver con una de mis primeras películas malas que vi en mi vida. 

Atentamente,
Farfaramir, el pez blogger

4 comentarios:

  1. ¿Para cuando una de cesante, la pelicula animada con Coco Legrand pero sin su gracia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy guardando las chilenas para septiembre ;)... Salvo por una que fue tan solicitada en tuve que hacer una excepción.

      Eliminar
    2. Asumo que se viene el nominado, wiiii!

      Eliminar